Los frentes de batalla de Stop Impuesto Sucesiones en Andalucía

Juan Carlos Valverde, que dirige la asociación Stop Impuesto Sucesiones que lucha por eliminar las cargas tributarias derivadas de las herencias, ha asegurado que «las plusvalías agravan aún más el impacto económico por sucesiones que sufren los parientes de los grados III y IV (hermanos, tíos y sobrinos), los grandes olvidados de cuantas reformas se han emprendido».

Para este colectivo, las plusvalías son, junto con el impuesto de sucesiones, «el otro gran frente de batalla de quienes luchamos por nuestro derecho a heredar libremente la voluntad, esfuerzo y trabajo de nuestros familiares que trataron simplemente de transmitirnos un futuro mejor ahora cercenado por la codicia despiadada de nuestras administraciones».

Respecto al impuesto de sucesiones, Valverde advierte de que en algunas autonomías ante la presión popular se están dando pasos que aunque insuficientes para reducir la carga tributaria sobre las herencias. «Son un avance en la reivindicación social contra este cruel, injusto y denostado impuesto del que continuamos solicitamos su derogacion nacional previa bonificaccion al 99% autonómico», alega.

«Sin entrar en valorar que dichas medidas dejan de lado dos elementos de vital importancia, la corrección del daño causado en los expedientes anteriores a la reforma y las plusvalías, estos dos tributos entendemos que no tienen razón de ser al tratarse de un cambio de titularidad del bien de carácter forzoso al fallecimiento del anterior titular», afirma.

Para esta asociación creada hace un año, la exención del impuesto para parientes directos que hereden hasta un millón de euros es «hito logrado gracias a las protestas populares», pero no soluciona el problema.

Juan Carlos Valverde solicita paralizar los expedientes en curso de las familias por este impuesto en tanto no existan resoluciones judiciales definitivas.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-frentes-batalla-stop-impuesto-sucesiones-andalucia-201801282150_noticia.html

Avalancha de reclamaciones contra la plusvalía, el «impuesto de sucesiones» de los ayuntamientos

El pasado 11 de mayo el Tribunal Constitucional (TC) dictó una sentencia que ha desencadenado una catarata de reclamaciones ante ayuntamientos de toda España contra las liquidaciones del tributo de plusvalía. El impuesto municipal sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, conocido como plusvalía, grava la revalorización que en teoría tiene un inmueble cada vez que cambia de manos, ya sea a través de una venta, una donación o una herencia de un familiar fallecido.

Cada heredero debe pasar dos veces por caja: para abonar el impuesto de sucesiones, que recauda la comunidad autónoma, y para hacer lo propio con la plusvalía, a menudo tan gravosa como el primero aunque sea menos conocida.

El TC declaró inconstitucional el cobro de este tributo local cuando el inmueble se transmitía por menor valor del que había costado, una situación que se hizo habitual al estallar la crisis. La fórmula de cálculo no distinguía entre pérdidas o ganancias. Valiera más o menos, la factura del contribuyente siempre salía a pagar.

El fallo que ha destapado la caja de los truenos tuvo su origen en la batalla judicial iniciada por José Cepero, un abogado afincado en Jerez de la Frontera que se define así mismo como el «quijote» del Derecho Tributario y que tuvo la osadía de denunciar ante los tribunales esta «injusticia».

Habrá herederos que se libren del impuesto de sucesiones tras la rebaja y seguirán abonando la plusvalía

Este letrado nacido en Sevilla había planteado una cuestión de inconstitucionalidad. Su cliente era un promotor que, acuciado por las deudas, tuvo que entregar los pisos que había construido al banco. A pesar de las cuantiosas pérdidas ocasionadas por la ejecución hipotecaria, el Ayuntamiento de Jerez le exigió el pago de plusvalía alegando que aplicaba la ley.

Cepero no sólo ganó el pleito sino que sentó un precedente que ha abierto la puerta a una riada de reclamaciones de contribuyentes que están aprovechando el vacío legal creado para pedir la devolución del dinero cobrado, por la vía administrativa y en los tribunales.

Al declararse inconstitucionales algunos artículos de la ley reguladora del tributo, defiende que todas las liquidaciones efectuadas conforme a dicha norma serían nulas. Entre tanto, el Ministerio de Hacienda trabaja a contrarreloj para reformarla.

Cruzada en los tribunales

Los tribunales han comenzado a fallar a favor de los afectados, incluidos los que tienen que pagarlo por bienes procedentes de herencias, con el argumento de que el sistema de cálculo realizado por los municipios es erróneo.

En el caso de las herencias y donaciones, la base imponible de la plusvalía (la cuantía sobre la cual se calcula el importe del tributo) viene determinada por dos variables: el valor catastral del inmueble y el tiempo que éste ha permanecido en poder del donante o fallecido. La fórmula no varía pero cada ayuntamiento tiene cierto margen de maniobra dentro de una escala de coeficientes máximos y mínimos.

La avalancha de casos procedentes de toda España que llegan cada día a la mesa de Cepero le han obligado a ampliar su despacho. Su «quijotesca pelea judicial» no se limita a los supuestos en los que hay pérdidas, sino que se dirige contra el impuesto mismo.

Este abogado lucha para que se suprima y emplea argumentos muy parecidos a los de Stop Impuesto Sucesiones para derogar este tributo estatal: «Incurre en el sinsentido de tener que pagar impuestos, como mínimo, dos veces por lo mismo».

Lo ilustra con un ejemplo: «Si yo vendo una casa y gano dinero, pagaré por tal ganancia en mi declaración de la renta. En la venta se incluye, lógicamente tanto la construcción como el terreno. Por lo tanto, si después el Ayuntamiento me obliga a pagar un impuesto por la ganancia obtenida al vender el terreno, estaré pagando dos impuestos por lo mismo». En las herencias, la plusvalía funciona como un «impuesto de sucesiones encubierto», recalca este abogado que colabora con la citada asociación.

La situación se torna más dramática en estos casos porque desde el pasado 1 de enero están exentos de pagar el impuesto de sucesiones los familiares directos (hijos, cónyuges, nietos y padres) que hereden menos de un millón de euros. «Aquellos herederos que no paguen el impuesto de sucesiones por el juego de la bonificación recientemente aprobada, sí tendrán que pagar la plusvalía».

José Cepero ha conocido casos sangrantes: «Desde promotoras que fueron a concurso y cerraron por la imposibilidad de pagar este impuesto, hasta herederos que tuvieron que pedir un préstamo para poder abonar la plusvalía porque si no el Ayuntamiento les embargaba los bienes». «En estos casos no sólo hemos pedido la devolución del impuesto sino los intereses y las comisiones bancarias pagadas», explica.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-avalancha-reclamaciones-contra-plusvalia-impuesto-sucesiones-ayuntamientos-201801282123_noticia.html

¿Cuánto cobra tu ayuntamiento por la plusvalía, el «impuesto de sucesiones» municipal?

Los ayuntamientos de Cádiz, Córdoba y Granada no pueden subir más el impuesto sobre la plusvalía por la sencilla razón de que ya está al tope que permite la ley. Este tributo local se paga cada vez que un inmueble cambia de manos y grava la revalorización teórica que registra una vivienda, atendiendo al valor catastral y a los años transcurridos entre la compra y la venta.

En el caso de las herencias a quien le corresponde pagarlo es al heredero teniendo en cuenta el valor catastral del suelo (no el de la construcción) y los años que han pasado desde que la adquisición de la vivienda hasta el fallecimiento de su propietario.

Según un informe que publica el Ministerio de Hacienda, las citadas capitales andaluzas aplicaron durante el pasado año el tipo impositivo más alto (un 30%) dentro de una escala de coeficientes mínimos y máximos, que es el margen de maniobra del que disponen en sus ordenanzas municipales.

El Ayuntamiento de Huelva ha dejado en suspenso el cobro hasta que se reforme el tributo

El objetivo es exprimir al máximo las posibilidades que le permite la ley estatal que regula las plusvalías, para mantener su nivel de ingresos, que se han visto amenazados tras una sentencia del Tribunal Constitucional (TC).

Una sentencia del pasado 11 de mayo tumbó varios artículos de la norma al considerar que no es constitucional que se pueda cobrar porganar dinero a un contribuyente que en realidad lo ha perdido. La fórmula de cálculo provocaba que tuvieran que pagarlo hasta los ciudadanos que vendían un inmueble por menos de lo que lo habían comprado, algo no tan infrecuente cuando estalló la crisis.

Ante el aluvión de reclamaciones que se esperaban tras la sentencia y la incertidumbre generada, el Consistorio de Huelva, que también aplicaba los tipos máximos, acordó dejar en suspenso el cobro «hasta que el Gobierno central no modifique la Ley de Haciendas Locales para regular este tributo».

El abogado de Jerez José Cepero, que consiguió que el TC tumbara varios artículos, ha iniciado una cruzada judicial ante los ayuntamientos para pedir la devolución del dinero indebidamente cobrado.

Caso práctico

A modo de ejemplo, el Ayuntamiento de Cádiz aplica una tasa de revalorización del 3,5 en plazos de venta de cinco a diez años. Tiene un tipo impositivo del 30%. Esto significa que si alguien que comprase en 2007 una casa en la capital gaditana con un valor catastral de 200.000 euros y la vendiese en 2017 habría obtenido una plusvalía teórica del 35% (3,5 multiplicado por 10), es decir, 70.000 euros. La cuota a pagar corresponde al 30% (tipo) de dicha cantidad: 21.000 euros.

En otras ciudades como Málaga y Jaén los tipos están al 29 por ciento. Les siguen Sevilla (26,8%) y Almería (20%), donde el pago del impuesto sobre la plusvalía resulta menos costoso para los vendedores y herederos.

En cuanto a otros municipios que no son capitales de provincia, el impuesto que grava el incremento de valor experimentado en terrenos urbanos está en niveles máximos en Jerez de la Frontera, La Línea de la Concepción, Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda (en la provincia gaditana) y en Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

Hay 105.700 afectados por el fallo del Constitucional

Según los cálculos que ha realizado Tinsa, la tasadora nacional española, este fallo judicial afectaría a un total de 105.700 inmuebles en las capitales andaluzas. Los ayuntamientos de Málaga (35.100 viviendas), Sevilla (18.700) y Granada(11.100) serían los más afectados en el caso de que solicitaran la devolución todos los contribuyentes que han tenido que pasar por caja pese a las pérdidas ocasionadas.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-cuanto-cobra-ayuntamiento-plusvalia-impuesto-sucesiones-municipal-201801300719_noticia.html

La letra pequeña de la reforma del impuesto de sucesiones en Andalucía vigente desde el 1 de enero

Las doce uvas de la suerte han venido acompañadas este año de una buena noticia. Desde el pasado 1 de enero las herencias inferiores al millón de euros están exentas de pago en Andalucía gracias a la presión social ejercida y al empeño de Ciudadanos, que forzó esta reforma fiscal a cambio de dar su apoyo a los presupuestos de la Junta para 2018. Pero la rebaja tiene una letra pequeña que conviene leer con detenimiento porque la regla general tiene limitaciones en el tiempo (no se aplica con carácter retroactivo) y en el parentesco.

¿A qué herederos afecta?

Se eleva hasta un millón de euros el listón de las herencias que no abonan el impuesto de sucesiones y donaciones. Hasta entonces el mínimo exento era de 250.000 euros. Solo afecta a parientes directos del fallecido: hijos, cónyuges y nietos. Los hermanos, sobrinos, tíos y primos que reciban herencias deberán pagar lo mismo que antes por los bienes del difunto, que pueden ser viviendas, vehículos, dinero en cuentas, acciones y seguros de vida.

Rafael Moya, abogado de la plataforma online Easyoffer, del bufete MFC en Sevilla, considera que los efectos de la modificación son insuficientes: «Esta norma beneficia al heredero de clase media, pero está muy limitada por el parentesco. Por un lado, hay un efecto positivo porque aumenta la cuantía de la base imponible para tributar, pero no es suficiente porque las modificaciones están muy limitadas por el parentesco, a las líneas 1 y 2 de descendencia. Hay muchos ciudadanos en Andalucía que heredan fuera de ese vínculo y que seguirán tributanto el impuesto completo».

¿El patrimonio cuenta?

Para aplicarse la bonificación máxima es preciso que el patrimonio preexistente del heredero en el momento de tramitar la herencia y recibir los bienes no supere el millón de euros.

¿Qué ocurre si fallece antes de 2018?

La reforma fiscal no tiene carácter retroactivo, por lo que no afecta a las herencias de los fallecidos antes del 1 de enero. Hay personas pendientes de abonar el tributo que quedarían exentos de pagar si se les aplicara la modificación. Lo que cuenta es la fecha de la muerte del causante. Aquellos que recientemente renunciaron a su herencia o tienen expedientes sancionadores por impago del impuesto no se beneficiarán de esta rebaja.

La retroactividad de la medida es, sin embargo, uno de los caballos de batalla de los afectados agrupados en la Asociación Stop Impuesto de Sucesiones, que hubiese preferido una bonificación del 99,9%.

¿Es mejor donar en vida?

Depende otra vez del parentesco y del destino que tenga esa donación. El cambio aplicado en Andalucía afecta a las donaciones inter vivos porque se aumenta la cantidad exenta de tributar pero con restricciones. Los hijos y descendientes menores de 35 años o que tengan una discapacidad sólo pagarán un 1% por una donación de dinero de su padre siempre que el cien por cien de la cuantía donada se destine a comprar una vivienda.

Si la cantidad donada se dedica a crear o ampliar una empresa también se eleva el mínimo exento hasta el millón de euros. Eso sí, la empresa debe mantenerse activa durante los cinco años siguientes a la fecha de la escritura pública de la donación. De lo contrario, hay que pasar por caja.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-letra-pequena-reforma-impuesto-sucesiones-andalucia-vigente-desde-1-enero-201801040724_noticia.html

Daniel Lacalle y Juan Carlos Valverde en exclusividad para #STOPImpuestoSucesiones

Daniel Lacalle (Madrid, 1967) es uno de los economistas con más tirón mediático de España. Reputado gestor de fondos en la City de Londres y embajador de la Comunidad de Madrid en la capital británica por la Cámara de Comercio, es capaz de traducir un sesudo análisis sobre los mercados y desentrañar los misterios de la crisis con palabras que todo el mundo entiende.

La pizarra de este gurú liberal lo mismo disecciona el impuesto con peor fama del sistema tributario español que la tormenta financiera desatada por la posible declaración de independencia en Cataluña. El economista conversa con Juan Carlos Valverde donde ha compartido mesa y mantel con miembros de la Asociación Stop Impuesto Sucesiones.

¡Nos vamos para Madrid y Bruselas!

La Asociación Stop Impuesto Sucesiones de Andalucía hará frente común con las asociaciones de Aragón y Asturias, y acudirán de forma conjunta a Madrid y Bruselas para pedir la supresión del impuesto.

El presidente de Stop Impuesto Sucesiones de Andalucía, Juan Carlos Valverde, ha explicado a Europa Press que la idea es unificar esas asociaciones a nivel nacional y hacer un frente común "frente a los gobiernos autonómicos y frente al Gobierno central".

Asimismo, prevén acudir a Bruselas, donde no han concretado si pedirán la supresión del impuesto "bien por la vía civil o penal, con una demanda".

Ese frente común implicará además la entrega de las firmas recogidas por todas asociaciones y esa posible acción de cara a Bruselas "para de manera efectiva empezar a plantear una demanda, y hacerlo bajo un paraguas común".

Asimismo, Stop Impuesto Sucesiones tiene previsto volver a hacer una ronda con las formaciones políticas con las que se ya mantuvo encuentros y también celebrar reuniones con nuevas formaciones políticas emergentes, con vistas a que "incluyan en sus programas la eliminación del impuesto".

Stop Impuesto Sucesiones tiene previsto acometer movilizaciones en las capitales andaluzas, así como ofrecer charlas y acciones divulgativas "para explicar el apaño y la temporalidad que implica el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos en Andalucía".

La asociación andaluza lleva recogidos 17 apoyos institucionales y de personalidades.

Asimismo, esa unión de plataformas no solo contempla este impuesto, sino también otras asociaciones como las de atención temprana, puesto que "la idea es hacer un frente común ante la injusticia y dejadez de los gobernantes".

Más información en: http://www.lavanguardia.com/local/sevilla/20171013/432026969327/stop-impuesto-sucesiones-de-andalucia-hara-frente-comun-con-aragon-y-asturias-para-pedir-supresion-en-madrid-y-bruselas.html

Manifestación Sevilla 7-O: El impuesto sigue vivo. Nosotros también

Más prensa

http://www.europapress.es/andalucia/noticia-varios-miles-personas-manifiestan-sevilla-pedir-supresion-impuesto-sucesiones-20171007153541.html

http://www.granadadigital.es/stop-impuesto-sucesiones-estima-en-varios-miles-la-asistencia-a-su-manifestacion-para-la-supresion-de-la-tasa/

http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobaandalucia/plataforma-suprimir-impuesto-sucesiones-sale-calle_1176857.html

http://elcorreoweb.es/sevilla/los-sevillanos-reclaman-la-supresion-del-impuesto-a-las-sucesiones-AE3420031

Ni los mismos organizadores, Stop Impuesto de Sucesiones, se podían imaginar el éxito de la convocatoria. Alrededor de «varios miles» de personas se manifestaron ayer en Sevilla para reclamar que «el tributo a la muerte», como popularmente se le conoce, no ha acabado con el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para que a partir del próximo año esté exento con un millón de euros por heredero.

La Junta no se ha sentado nunca con ninguna de las familias afectadas

Dos son básicamente las reivindicaciones de la asociación: bonificar al 99,9 por ciento este impuesto en los herederos de primer grado como ocurre en la mayoría de las autonomías y la retroactividad. Cuando se le pregunta al presidente de Stop Impuesto de Sucesiones, Juan Carlos Valverde, sobre la dificultad de esto último, habrá que establecer una fecha de corte, contesta con una pregunta: «¿Acaso la tiene la injusticia? La Junta que tiene transferido este impuesto no se ha sentado nunca con ninguna de las familias que están desahuciadas, embargadas e hipotecadas por este despropósito, nosotros le pedimos que lo haga, que elija al azar un caso de los miles que tenemos entre nuestros asociados y les escuche para darles una solución, hay familias enterradas en cal viva». «Claro que le agradecemos el acuerdo a que han llegado PSOE y Ciudadanos, pero la consejera Montero ya ha adelantado que este impuesto injusto no se elimina, sino que entra dentro de la estabilidad presupuestaria, es decir que si en un futuro esta administración insaciable necesitara el dinero lo volvería a activar», argumenta.

«Injusticia social»

«En la mitad de los países de Europa el impuesto de Sucesiones no existe, incluido Portugal que son nuestros vecinos, en Francia Macron va a anunciar que lo suprime a partir del año que viene, hay que buscar un consenso entre todos los partidos políticos y acabar con esta injusticia social; no puede haber un impuesto hecho para que una mayoría de trabajadores y ahorradores tengan que pagarlo, al mismo tiempo que se le da los mecanismos adecuados para que una minoría muy rica pueda eludirlos, eso no tiene sentido se mire por donde se mire», recalca Juan Carlos Valverde.

Además, desde Stop Impuesto de Sucesiones, reclaman que haya también una bonificación con las donaciones en la familia; «¿por qué un padre no puede donar en vida una vivienda que no usa si eso le está arreglando el futuro de su hijo?, ¿por qué hay que pagar impuestos por eso?, cuestiona Valverde.

«Esto tiene que ser un triunfo de la sociedad civil y de los medios de comunicación que habéis sacado estas injusticias a la luz, los partidos como Ciudadanos lo llevaban en sus programas, pero no lo han reclamado hasta que no hemos salida a la calle», concluye Valverde.

manifa-sevilla.jpeg