Te compro tu herencia por mil euros, los 'cazaherencias' que sacan partido del desorbitado impuesto de sucesiones

Acceder a una herencia no siempre es sinónimo de alegría para los herederos. En muchos casos, el altísimo impuesto de sucesiones que trae consigo hace que quienes heredan tengan que gastar todos sus ahorros para poder heredar o simplemente renunciar a ella.

Consciente de esa problemática Ramón Larrinaga ha creado una empresa que se dedica a comprar herencias cuando heredar supone un problema. Por ejemplo, si un particular hereda una casa de 2.900 metros cuadrados con una tasación de mercado de tres millones y medio de euros, su empresa le paga a ese heredero el 33% de esa tasación para que este se desprenda del bien. El heredero que renuncia pierde en la operación un 66% del valor de mercado de su herencia pero puede deshacerse de lo que para él se ha convertido en un quebradero de cabeza.

Más información en: Antena3, Espejo Público