familia

Protege a tu familia

El presidente de "STOPimpuestosucesiones" y Cpte. de la federación nacional contra el impuesto de sucesiones "FENCIS" Juan Carlos Valverde nos alerta del tremendo peligro que puede suponer un gobierno de izquierdas tras las elecciones nacionales del 28 de abril, se malograría todo el esfuerzo realizado a lo largo de dos años de dura lucha, el impuesto de sucesiones y donaciones seria elevado a su máximo posible, atentando de nuevo contra el ahorro de las familias, la inversion y la voluntad de nuestros difuntos, la ruina moral y económica para miles de honrados ciudadanos. Juan Carlos Valverde pide abiertamente a sus afiliados, simpatizantes y a cuantos pudiera llegar este mensaje, piensen en el futuro de sus familias no consintiendo que nadie venga a robarles el esfuerzo y voluntad de nuestros antepasados. Mañana puede tocarle a usted, ahora estamos a tiempo de impedirlo, de no hacerlo de nada valdrán lamentos posteriores.

Los contratos de un andaluz con la NASA, en peligro por culpa del impuesto de sucesiones

Ramón Ramírez Liñán es uno de los pocos españoles que ha cumplido el sueño americano. Con grandes dosis de ingenio y esfuerzo, Navteca, la empresa tecnológica que este programador sevillano fundó con su exmujer hace cinco años en EE UU, ha logrado vender sus aplicaciones de realidad virtual a la NASA.

La agencia espacial estadounidense la galardonó en 2016 como la mejor subcontratista del Centro de Vuelos Espaciales Goddard. Pero esta historia de éxito en la mayor potencia del mundo puede verse truncada por culpa del impuesto de sucesiones y donaciones.

El pasado 5 de abril, el empresario andaluz recibió en su domicilio de Greenbelt (Maryland) una providencia que le apremiaba a pagar antes de veinte días 118.681,93 euros por aceptar la herencia de su padre, fallecido el 19 de junio de 2007. Una deuda que este emprendedor no puede asumir si no es a costa de sacrificar su prometedor negocio justo cuando iba a expandirse a España.

De hecho, en 2017 contrató a personal español para extender la realidad virtual a otros campos como la educación y el turismo a través de la visualización de datos en 360 grados, una tecnología con una creciente demanda que puede encarnar una revolución semejante a la que protagonizó la telefonía móvil tiempo atrás.

Para trabajar en los campus que tiene la NASA, el Ejecutivo norteamericano exige a cualquier proveedor una autorización de seguridad (security clearance en inglés) «que se ve afectada negativamente por deudas con gobiernos externos porque incrementa el nivel de riesgo del individuo y puede reducir la confianza que el Gobierno federal tiene depositada en mí y en mi empresa», explica Ramón Ramírez a ABC desde el otro lado del Atlántico. «Si perdemos el security clearance por la deuda con la Administración andaluza,algunos proyectos que desarrolla Navteca serán asignados a otros de sus contratistas», se queja.

El Gobierno de EE UU exige no tener deudas con otros gobiernos para trabajar con la agencia aeroespacial

De hecho, el impuesto ya ha empezado a pasarle factura. En marzo tuvo que viajar a España para acudir a la sede de la Agencia Tributaria en Sevilla. Le habían dado cita el mismo día que entregaba un nuevo proyecto informático a la agencia aeroespacial.

En 2016, lanzó una aplicación que permitía trasladar virtualmente a cualquier espectador a la Feria de Sevilla y tener una visión esférica de cada detalle del recinto mediante el uso de un visor VR o unas gafas cardboard.

Actualmente desarrolla otras soluciones con técnicas como la nube para la central de la Nasa que pueden verse lastradas por la deuda fiscal. «También estamos haciendo visualización de datos científicos y un sistema de información geográfica en realidad virtual», explica Ramón, que ha recibido el firme respaldo de la Federación Nacional Contra el Impuesto de Sucesiones (Fencis) y la asociación Stop Impuesto Sucesiones, que preside Juan Carlos Valverde, en su cruzada contra el tributo.

Aparte de representar una pesadilla para toda su familia, que lleva diez años batallando contra la Junta de Andalucía, el impuesto puede arruinar el sueño americano del empresario. Hacienda reclama 118.681,93 euros (intereses de demora incluidos) a cada heredero del difunto Carlos Ramírez de la Lastra, un farmacéutico sevillano que invirtió sus ahorros de toda la vida en ladrillo con la creencia de que así iba a dejar asegurado el futuro a sus hijos.

El Teara anuló la liquidación dos veces por defectos, pero Hacienda ha abierto un tercer expediente

La Agencia Tributaria de Andalucía ha abierto el expediente hasta en tres ocasiones, después de que el Tribunal Económico-Administrativo Regional de Andalucía (Teara) anulara dos veces su liquidación al apreciar defectos de forma que la invalidaban. Como ningún hermano puede afrontar el desembolso, han pedido su fraccionamiento. Entre tanto, de forma inexorable ha comenzado la cuenta atrás para el embargo de sus bienes.

Como Ramón, sus cuatro hermanos, Fátima, Raquel, Carlos y Gabriel, que viven en Sevilla, han recibido las temidas cartas de Hacienda. Ya han saldado la factura del impuesto de su madre, que murió en 2011, pero la herencia de su padre sigue coleando casi una década después. Éste les dejó tres apartamentos, dos pisos en la capital y un cortijo en Villanueva del Río y Minas (Sevilla) que construyó su bisabuelo y ha sido durante años «el mascarón de proa» de la familia y lugar de recreo en los veranos de su infancia.

Dos de las hermanas lo explotan ahora como alojamiento turístico después de vender parte de la finca para obtener liquidez «porque no nos dejó un duro» y tras pedir un préstamo para rehabilitarlo porque «se caía a pedazos», apunta Raquel.

Ella y Fátima han montado una cafetería y un espacio cultural en Sevilla gracias a un crédito de 30.000 euros del ICO que siguen pagando. Con cuatro camareras en un negocio que da sus primeros pasos y la bola creciente de la deuda que amenaza con arrollarles, «estamos que no levantamos cabeza», se lamenta Fátima.

A Gabriel Ramírez ya le han embargado la nómina y tiene que alquilar a turistas una habitación en su propia casa para subsistir. Carlos, padre separado con dos hijos, se hizo cargo de la farmacia paterna. La deuda le ha obligado a rehipotecar su vivienda.

«Durante generaciones, nuestros padres nos enseñaron que había que tener un apartamento en la playa o una casita en el campo. Era «The Spanish Dream» (el sueño español), hasta que hemos descubierto que heredar es muy difícil. La mayoría no recibimos dinero en metálico para pagar», se desahoga el andaluz que ha conquistado a la NASA.

linan-kQYB--540x285@abc.jpg

«Sufrimos una asfixia económica insoportable»

La Consejería de Hacienda abrió en septiembre pasado un tercer expediente del impuesto de sucesiones después de que los dos anteriores fueran anulados por el Teara. «Da la impresión de que está dando sucesivos palos de ciego, a ver si en algún momento llegan a acertar con el resultado perseguido, pero todo ello a costa de unos contribuyentes que hemos de soportar los sucesivos expedientes, incertidumbres y embargos» y «una asfixia económica insoportable», expone el escrito que ha presentado el abogado de la familia Ramírez, Germán Saldaña, contra la última liquidación. El letrado alega que el derecho de la Junta a reclamar el pago está prescrito porque han pasado más de cuatro años desde que inició el expediente tras las anulaciones. También cuestiona la valoración de los inmuebles. El cortijo lo tasaron en casi un millón. La consejera María Jesús Montero, nueva ministra de Hacienda, acordó con Ciudadanos que las herencias de padres a hijos inferiores al millón de euros no tributen en Andalucía desde este año, pero la deuda de la familia Ramírez es anterior a 2018. La rebaja no se aplica con carácter retroactivo como pide el colectivo Stop Impuesto Sucesiones.

Su presidente y responsable de la federación nacional Fencis, Juan Carlos Valverde, ha asegurado a ABC que el Ejecutivo andaluz reconoció con la modificación del tributo «la injusticia cometida pero no arbitró medida alguna para paliar sus efectos». Como consecuencia, «miles de familias se encuentran en la más absoluta ruina moral y económica, sometidas a expedientes de embargos, multas e intereses desproporcionados». Se preguntó si la nueva ministra tomará ahora alguna de las medidas que propusimos en el Parlamento andaluz para la protección de los afectados. «Solo el tiempo responderá a estas cuestiones, esperemos no tener que invocar aquella famosa frase de “Dios nos coja confesados”», concluyó.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-contratos-andaluz-nasa-peligro-culpa-impuesto-sucesiones-201806100146_noticia.html#ns_campaign=rrss-inducido&ns_mchannel=abcdesevilla-es&ns_source=wh&ns_linkname=noticia-foto&ns_fee=0

Una familia reclama a la Junta los 62.000 euros que se ahorraría en Madrid por el impuesto de sucesiones

Si Manuel R. G. hubiese vivido en Madrid hasta su muerte el pasado 23 de julio en lugar de haber elegido Bollullos de la Mitación, sus herederos se habrían ahorrado 62.613,25 euros en la cuota del impuesto de sucesiones y donaciones. Pero ha tenido la «fatalidad» de residir y fallecer en este municipio sevillano. Por este motivo, su único hijo, Indalecio R.R., y su viuda, María Manuela R.L., han tenido que pagar 63.230,44 euros por quedarse con una herencia que formaba parte del ámbito familiar.

En la Comunidad de Madrid, la factura habría sido simbólica: 617,19 euros. Cien veces menos por aceptar una herencia similar: una casa, un local de 60 metros para oficinas y ahorros en metálico y acciones. La oficina liquidadora de la Junta de Andalucía valoró todo en 485.510,98 euros.

Indalecio y su madre no se han quedado de brazos cruzados por lo que consideran una «grave desigualdad». Tras liquidar el impuesto en la cantidad requerida por la Junta, han presentado una reclamación ante la Agencia Tributaria de Andalucía solicitando la devolución de «los ingresos indebidos».

Rectificación

En el escrito que registraron el 22 de mayo ante este órgano dependiente de la Consejería de Hacienda y Administración Pública, al que ha tenido acceso ABC, estos contribuyentes le piden que rectifique la autoliquidación porque la norma andaluza «establece una discriminación contraria a la Constitución Española y al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea».

«Su pecado, su único pecado, es que su difunto padre residía en Andalucía», expone el escrito

La reclamación va acompañada de la autoliquidación equivalente que habrían presentado ante la oficina liquidadora de Madrid, conforme al modelo 650 que aparece en el Portal del Contribuyente de esta comunidad.

«El ciudadano Indalecio R., que ha pagado 63.230,44 euros a la Agencia Tributaria de la Junta de Andalucía no tiene los mismos derechos ni obligaciones que el ciudadano Indalecio R., que por lo mismo tributa en la Comunidad de Madrid 617,19 euros. Y su pecado, su único pecado, es que su difunto padre residía en Andalucía», explica el escrito elaborado por el abogado sevillano Armando Rozados.

Estos contribuyentes abren una vía de reclamación, con pocos precedentes, contra uno de los tributos que registra mayores diferencias entre autonomías y que más rechazo social suscita. Prueba de ello es que recientemente ha nacido una plataforma que propugna su supresión llamada Stop Impuesto de Sucesiones que ya ha recogido más de 100.000 firmas.

Es sólo el comienzo de una carrera judicial de fondo. «Si la Junta rechaza la rectificación, iremos al Tribunal Económico-Administrativo Regional de Andalucía (Teara) y, después, al Juzgado de lo Contencioso-administrativo, que puede optar entre elevar una cuestión de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional o dictaminar», asegura Armando Rozados.

La regulación andaluza, a diferencia de la norma madrileña —que aplica más bonificaciones—, «genera tal desigualdad de trato entre españoles sólo en función del lugar de residencia del causante al fallecer» que es «una norma nula y contraria a Derecho, y debe tenerse por no puesta». Y añade: «no existe ninguna diferencia entre la situación objetiva de un residente en esta comunidad autónoma y la de un residente en otra comunidad autonóma española (como, por ejemplo, Madrid o Canarias) que pueda sustentar la validez de esta diferencia de trato».

En el escrito presentado ante Hacienda consideran conculcados hasta seis artículos de la Constitución Españolas. Que van desde el que establece que «todos los españoles son iguales ante la ley» hasta «la protección social, económica y jurídica de la familia», sin olvidar «el derecho a la propiedad privada y a la herencia» o la libre elección de residencia. «¿Qué derecho a la libre elección de residencia hay cuando ya hemos visto cómo se penaliza residir o trabajar en Andalucía?», inquiere el documento.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-familia-reclama-junta-62000-euros-ahorraria-madrid-impuesto-sucesiones-201705270822_noticia.html

Le digo a Susana Díaz que no puedo pagar esta burrada de impuestos por la herencia

Fabiola Lara y su hija, en el local heredado de su marido - MIGUEL ANGEL BELLO

ANTONIO R. VEGA Sevilla07/02/2017 07:22h - Actualizado: 07/02/2017 18:10h. Guardado en: Andalucía

Fabiola Lara está pasando un «quinario». Tiene grabada a fuego la fecha del 17 de febrero de 2010. Ese funesto día murió su marido, uno de tantos autónomos con un negocio donde él era el único trabajador y que pasó por la vida sin saber qué son unas vacaciones. Regentaba un comercio de comestibles que es una extensión de su propia casa situada en el municipio sevillano de Coria del Río, lo que popularmente se conoce como una tienda de desavíos. Un desavío en grado superlativo es lo que sufren desde ese fatal día Fabiola y su hija Carmen Rocío. Sin tiempo para asimilar el duelo, tuvieron que sobreponerse a la catástrofe familiar y coger las riendas de un negocio que quedaba a la deriva.

A nadie le dan un manual de instrucciones para afrontar la pérdida de un ser querido. Nadie te prepara tampoco para abordar el tráfago de complejos trámites al que te arroja de improviso este vacío.

«Me llevo todo el día llorando sin saber si alguien de Hacienda va a venir a echarme de mi casa»

Con una pensión de viudedad de 395 euros que no llega «ni para lo indispensable» y una niña camino de la adolescencia, de la noche a la mañana a Fabiola le cayó encima una losa llamada Impuesto de Sucesiones por heredar los bienes que dejaba su marido a su hija: tres fincas rústicas «de pocos metros», un local y la vivienda familiar.

 

Como no han podido pagar la factura fiscal, la bola ha seguido creciendo con los intereses: los 174.192 euros de cuota tributaria inicial se han convertido siete años después en cerca de 400.000 euros. Y el tsunami no arrecia. Sólo la casa, sobre la que pesaba una hipoteca, se valoró en 312.000 euros. «Una locura en Coria. Si te dan 70.000 por ella te puedes dar con un canto en los dientes», apunta su abogada, Carmen Julia García Mesa.

«Me llevo todo el día llorando sin saber si alguien de la Consejería de Hacienda va a venir a echarme de mi casa», susurra con voz entrecortada esta viuda, como quien está con el agua al cuello y respira con dificultad mientras bracea en medio de un océano de trampas. «Yo no me niego a pagar, entiéndame usted -murmura al periodista-, pero dentro de un límite, qué sé yo, tres o cinco millones de pesetas, pero esto es una barbaridad».

Aunque lo heredado no vale ni la mitad de lo que dice la Junta de Andalucía, en torno a 600.000 euros en total, esta coriana no se resigna a perderlo. Si hubiese renunciado a la herencia, se quedaría en la calle y desprovista de su principal vía de ingresos. «Esta herencia está muy trabajada y no la quiero perder».

MENSAJE A SUSANA DÍAZ

Ha presentado un recurso administrativo contra la liquidación del tributo con pocas esperanzas, como quien arroja a la mar una botella con un mensaje dentro para pedir auxilio. «No tenemos dinero para pagar lo que nos piden estos señores», asegura en referencia a las autoridades autonómicas. «Préstamos no me dan y ni vendiéndolo todo reuniría el dinero», relata angustiada. La presidenta de la Junta ha pedido una «armonización» para que se equipare el impuesto entre las comunidades, sabedora de que en Madrid se paga por la misma herencia cien veces menos y que este agravio comparativo ha provocado un éxodo de contribuyentes andaluces.

Fabiola no entiende de armonizaciones ni de «dumpings» fiscales. «Si tuviera delante a Susana Díaz le pediría ayuda; le diría que no puedo pagar esta burrada de impuestos», clama con rabia.

Fuente: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-digo-susana-diaz-no-puedo-pagar-esta-burrada-impuestos-herencia-201702070722_noticia.html