Susana Díaz

El impuesto de sucesiones irrumpe con fuerza en la agenda política de Andalucía

El PP andaluz ha acusado tanto a la presidenta de la Junta andaluza, Susana Díaz, como al presidente y portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs) en Andalucía, Juan Marín, de ser los protagonistas del «engaño masivo» que el PSOE-A y la formación naranja han perpetrado respecto al impuesto de sucesiones y donaciones, que «sigue vigente» y que en 2018 «va a estar más vivo que nunca».

La vicesecretaria de Política Municipal y Desarrollo Rural del PP-A, Maribel Lozano, afirmó en rueda de prensa que con la entrada en vigor del presupuesto autonómico «se ha constatado que el PSOE-A y Cs llevan meses engañando a los andaluces al decir que el referido impuesto se ha eliminado». Así, recordó que estos días, a pesar de la puesta en marcha de la reforma, «se mantienen las denuncias de afectados» que tienen que pagar por este impuesto en Andalucía.

Con todo, garantizó que los populares andaluces van a seguir trabajando para que el impuesto de sucesiones y donaciones sea bonificado al 99 por ciento porque, como recalcó, «no se puede gravar la muerte».

Tras incidir en que «es un insulto a la inteligencia» de los andaluces que ambos partidos digan que el tributo «ha pasado a la historia», la portavoz popular apuntó que el impuesto de sucesiones y donaciones «sigue vigente a día de hoy ya que solo se ha reformado».

Afectados «en el limbo»

Del mismo modo, Lozano advirtió de que la medida «deja en el limbo» a todos los andaluces que a fecha de 31 de diciembre eran beneficiarios de una herencia, de ahí que haya reclamado tanto a Susana Díaz como a Cs que aclaren qué van a hacer, «si los van a dejar desamparados o van a hacer algo al respecto».

Aunque defendió que la reforma del impuesto ha sido «un gran triunfo» de los andaluces que se han movilizado y que el PP-A tambiénha colaborado mediante iniciativas en el Parlamento y con la recogida de firmas, la vicesecretaria de Política Municipal insistió en que Cs «engaña cuando dice que este impuesto se ha eliminado».

La dirigente popular también incidió en que ese «engaño» se demuestra en que los Presupuestos andaluces, en la partida de ingresos, prevé recaudar 380 millones por el impuesto de sucesiones y donaciones. «¿Cómo se prevé esa cantidad cuando se ha dicho que ha pasado a la historia?», se preguntó Lozano.

La plataforma ciudadana Stop Impuesto Sucesiones ha iniciado una ronda de contactos con tres partidos de la oposición (Ciudadanos, Podemos y PP) con el objetivo de presentar una proposición no de ley para que el Parlamento andaluz apoye a las familias que no pueden hacer frente a su pago.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-impuesto-sucesiones-irrumpe-fuerza-agenda-politica-andalucia-201801060858_noticia.html

Susana Díaz insiste en que son «los millonarios» los que pagan el impuesto de sucesiones en Andalucía

Los que pagan y deben pagar el impuesto de sucesiones en Andalucía no son ricos, para el Gobierno andaluz. Ahora son «millonarios de euros». Es decir, han subido un escalón en su poder adquisitivo. Así ha definido la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a quienes deben tributar por las herencias que reciben de sus familiares directosdurante el bronco debate que ha mantenido con el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, en el último pleno del Parlamento antes de las vacaciones de verano.

Un día después de que PSOE, Podemos e IU sumaran sus votos en la Cámara autonómica para tumbar una iniciativa del PP que instaba al Gobierno a rebajar al máximo este tributo para hijos y cónyuges, Moreno le echó en cara que «usted tiene competencia para bonificar el impuesto al 99%» y que «esta batalla usted la ha perdido y además va a tener que tragarse sus propias palabras porque dijo que este impuesto lo pagan los ricos y va a tener que reformarlo».

El reproche tuvo una respuesta sucinta pero reveladora de cómo entiende este tributo la Junta de Andalucía. La presidenta afirmó que «los millonarios de euros en Andalucía, esos van a pagar ese impuesto y lo que haga falta». Hay que recordar que Ciudadanos, su socio parlamentario, llevaba en su programa electoral una propuesta para que las herencias inferiores a un millón de euros no tributaran. PSOE y Cs tienen abierta una mesa de negociación para modificar este impuesto, ante la amplia contestación social, y el tramo autonómico del IRPF.

Durante la sesión de control al Gobierno, el portavoz del partido naranja, Juan Marín, también dedicó su turno de intervención al fraude fiscal y reveló que la mitad de los ingresos obtenidos por la Junta a través de su plan contra la evasión de impuestos provengan de los tributos de sucesiones y de transmisiones patrimoniales. «¿Estamos luchando contra el fraude o volviendo a presionar a los que por voluntad propia han dicho que ésta es su liquidación?».

La presidenta andaluza defendió que «tenemos la obligación los ciudadanos de pagar los impuestos» y «quien presente una declaración y no declare todo lo que posee debe ser perseguido porque si no, la picaresca se hará mas fuerte». Recordó que se ha devuelto el impuesto de hidrocarburos a las empresas de transporte y ha habido «mejoras en el impuesto de sucesiones». A renglón seguido, apuntó que «tienen que pagar los millonarios y no la inmensa mayoría de los ciudadanos».

En última sesión plenaria del curso político se trataron otros asuntos.Antonio Maíllo, el portavoz de IU, se centró «en la burbuja de manual del sector turístico», y Teresa Rodríguez, responsable de Podemos, le hizo una «pregunta blanca» –dicho por ella- para que se reconociera la figura de Manuel José García Caparrós, el joven malagueño militante de Comisiones Obreras, asesinado durante la manifestación de la autonomía andaluza el 4 de diciembre de 1977.

Sobre el estado de las urgencias hospitalarias

Pero la temperatura política del Pleno alcanzó niveles tropicales durante el cara a cara de Moreno y Díaz. En concreto cuando el dirigente popular le mostró la foto de Claudia, una mujer de 96 años de edad que estuvo el lunes más de ocho horas en los pasillos de las urgencias del Hospital de Valme de Sevilla hasta que ingresó en Observación y luego fue trasladada a El Tomillar. La presidenta de la Junta afirmó que «usted prefiere hacer de tertuliano y sacar fotografías indecentes». «Las personas decentes no utilizan el dolor de la gente», ha dicho Díaz a Moreno, a quien ha instado a dirigirse a la familia de esa anciana para decirle que apoya a Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro cuando quieren «quitar» 1.000 millones.

Moreno le contestó que «lo indecente» no es que él como líder de la oposición denuncie esa situación y muestre una fotografía real realizada por los propios familiares, sino que una mujer tenga que estar en los pasillos de urgencia por falta de atención.

De las 15 ciudades con más paro de España, 13 son andaluzas

Fuente: LibreMercado

Fuente: LibreMercado

Pozuelo de Alarcón (Madrid) y Sant Cugat del Vallès (Barcelona) son las dos ciudades de España con menores tasas medias de paro estimadas para 2016, con un 8% y 8,9%, respectivamente, mientras que Linares (Jaén) y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) presentan las mayores tasas, con un 44,5% y un 37,9%.

Así lo refleja la estadística Indicadores Urbanos 2017 publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta publicación se compone de 126 ciudades, 17 más que el año pasado, tras actualizarse la información con las cifras de población del Censo de 2011.

VER GRÁFICAS

Tras Pozuelo y Sant Cugat destacan también por sus bajas tasas de paro las ciudades de San Sebastián y Las Rozas de Madrid (ambas con un 9,2%), Majadahonda (9,7%), Getxo (10,2%), Vitoria (12,4%), Castelldefels y Barcelona (12,5%), Burgos y Rivas-Vaciamadrid (12,6%), Alcobendas (12,8%), Irún (13%), San Sebastián de los Reyes (13,6%) y Cerdanyola del Vallès (13,9%).

De esta forma, de las 15 ciudades con menores tasas medias de paro estimadas para 2016, seis se encuentran en la Comunidad de Madrid, cuatro en Cataluña, cuatro en País Vasco y una en Castilla y León.

En el lado contrario, las cinco primeras ciudades con más paro se ubican en Andalucía: Linares, en Jaén, con una tasa del 44,5%; Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), con un 37,9%; Jerez de la Frontera (Cádiz), con un 36,1%; La Línea de la Concepción (Cádiz), con un 35,2%; y Chiclana de la Frontera (Cádiz), con un 35,1%.

VER GRÁFICAS

Les siguen Talavera de la Reina (Toledo) y Córdoba, con un 34,5% de paro; Alcalá de Guadaíra (Sevilla), con un 34,4%; Jaén (33,4%); Cádiz (32,7%); Granada (32,1%); Mérida (31,9%); San Fernando, en Cádiz (31,8%), y Dos Hermanas (Sevilla) y Huelva, con tasas del 31,7% en ambos casos.

De esta forma, de entre las 15 ciudades con más paro, 13 pertenecen a la Comunidad de Andalucía, una a Extremadura y otra a Castilla-La Mancha.

En cuanto a la tasa de actividad, Rivas-Vaciamadrid es la ciudad que, según el INE, presenta la mayor tasa de actividad estimada para 2016, con un 72%. Le siguen otros cuatro municipios de la comunidad de Madrid: Valdemoro (71,5%), Parla (69,5%), Fuenlabrada (68,2%) y Torrejón de Ardoz (66,8%).

VER GRÁFICAS

En el lado opuesto, las menores tasas de actividad se dan en León (50,8%); Ferrol (51,4%); Salamanca (51,7%); Gijón (51,9%); Avilés (52,4%) y Cádiz (52,5%).

El legado del socialismo andaluz, el principal problema de Susana Díaz en las primarias

Pocos se atreven a decirlo en público, pero el problema de Susana no es esencialmente Pedro Sánchez, y mucho menos, Patxi López. Su problema es que el modelo de socialismo que representa puede lograr buenos resultados electorales, incluso ganar, en Andalucía, pero es un modelo que repudian demasiados socialistas en el resto de España. En el ámbito interno, se funda en el ya famoso "el que se mueve no sale en la foto". En el externo, la penetración partidista de las instituciones, su ineficacia para el progreso de la región y una inmensa corrupción son sus más evidentes características.

El único que se ha atrevido a decirlo, que sepamos, es el cualificado partidario de Pedro Sánchez, José Manuel Sánchez Fornet, ex secretario general del Sindicato Unificado de Policía y ex asesor de José Luis Rodríguez Zapatero en temas de Interior. Lo ha dicho así de claro en Confidencial Andaluz: "Ser socialistas es ser de izquierdas, y lo que evidencia el PSOE andaluz en sus 38 años en el Gobierno es, o que las políticas socialistas han fracasado, o que no se han aplicado nunca, porque Andalucía sigue en la cola de España en todos los medidores de bienestar y prosperidad, y a la cabeza en paro, pobreza y miseria. Yo creo que han sobrado dispendios, empresas, enchufes y señoritos pijorrojos y han faltado políticas socialistas que contribuyan a reducir la desigualdad."

Ni siquiera la fuerza que acompaña a la primera agrupación socialista de España ha conseguido que Andalucía tenga los mismos recursos que otras regiones a pesar de sus continuos llamamientos a su Estatuto de Autonomía y las manifestaciones históricas que demandaban un desarrollo similar al de las demás regiones de España.

En un reciente estudio de Domingo Soriano en Libertad Digital se ha puesto de manifiesto con detalle cómo casi 35 años después de la victoria electoral de 1982, 38 si se cuentan desde los primeros pasos de la Comunidad andaluza cuya presidencia provisional ya disfrutó el PSOE, los recursos de los que ha dispuesto Andalucía, a pesar de ser ingentes, no han llegado nunca al nivel de los otras autonomías, muy especialmente, las agraciadas políticamente por un trato fiscal desigual como Navarra y el País Vasco.

Pero nunca se ha escuchado a dirigente socialista andaluz alguno, tampoco a Susana Diaz, clamar contra la falta de equidad de este sistema de financiación, salvo cuando ha gobernado el PP, momento en el que siempre han culpado a sus gobiernos de una financiación deficiente sin referencia alguna a País Vasco, Navarra y Cataluña que, aunque no tiene privilegios de cupo, ha logrado otros, a veces mayores. Jamás ha merecido ni una sola protesta el hecho de que dos de las regiones más ricas de España contribuyan menos que ninguna otra al fondo común nacional gracias a la cuantificación del "cupo". De pufo, lo ha calificado Mikel Buesa. Antisocialismo fiscal podría considerarse.

Aun así, Andalucía ha recibido más recursos que nunca en toda su historia desde 1982. Se ha calculado que entre ese año y el actual, sus presupuestos han sumado 750.000 millones de euros, a los que hay que sumar los casi 100.000 procedentes de la solidaridad europea y los no calculados derivados de la solidaridad nacional. Son cifras extraordinarias.

Sin embargo, los más afinados estudios sobre el Índice de Desarrollo Humano han demostrado que el atraso económico y social andaluz, que hunde sus raíces en los finales del siglo XIX, se ha mantenido siempre con toda clase de regímenes políticos, la monarquía, la II República y el franquismo. Se esperaba del socialismo triunfante en Suresnes una rectificación histórica que no ha llegado.

Según el Índice Físico de Calidad de Vida[i], que combina el tradicional índice de
Desarrollo Humano (PIB per cápita en moneda constante y ajustado a la paridad del poder adquisitivo, esperanza de vida al nacer y nivel cultural) y la distribución de la renta per cápita, queda demostrado que Andalucía, que estaba a la cola del desarrollo de las regiones de España en 1900, seguía estándolo en el año 2000, cuando el PSOE andaluz llevaba ya 18 años en el gobierno, 14 de los cuales estuvo acompañado por un gobierno del PSOE a nivel nacional.

Desde 2000 a 2007 se experimentó una importante mejoría que, con la crisis, ha vuelto a desmoronar las esperanzas. De hecho, la renta media por persona en Andalucía se encuentra actualmente en 7.942 €, 1.065 € menos que hace siete años. El I informe del Observatorio de la Desigualdad de Andalucía ha aportado que el PIB per cápita andaluz apenas suponía en 2015 un 74.1% del español, en comparación con el nivel de 77.3% que alcanzaba en 2007.

Eso sí, Andalucía está a la cabeza de la presión fiscal en España. Sólo tiene por delante a las Comunidades de Asturias, Cantabria y Extremadura. Su tasa de presión fiscal, de más del 34 por ciento, es dos puntos mayor que la media nacional, y por encima de comunidades más ricas como Cataluña, País Vasco y Madrid. Su esfuerzo fiscal por habitante, que es un 34 por ciento superior a la media nacional y más del 70 por ciento mayor que el de un madrileño o un vasco, sólo es superado en Extremadura. Y recuérdese que Impuestos como el de Sucesiones y Donaciones, que ya no se aplican en otras Comunidades, lo hace y de una manera muy intensa en Andalucía.

El legado "social" del socialismo en Andalucía

En un reciente trabajo de El Demócrata Liberal,que sigue la senda iniciada en el libro La Tela de araña andaluza: el poder de un régimen, se recogen los últimos datos sobre la situación andaluza. Ensayemos un resumen, ceñido sobre todo a lo que se conoce como "Estado del Bienestar", bandera socialista donde las haya, para no resultar excesivamente prolijos.

Durante las tres décadas largas de socialismo en Andalucía, el paro ha sido uno de los más altos de Europa y la diferencia de su tasa con el resto de España se ha mantenido en torno a los diez puntos porcentuales, lo que indica un problema de fondo sin resolver durante un tercio de siglo. A finales de 2016, la tasa media del paro andaluz era superior al 28 por ciento con provincias que superaban el porcentaje del 33 por ciento, como Cádiz. Y de sus parados, la mitad no tiene prestación alguna, ni por desempleo ni por ayuda social.

De poco más de 3 millones de personas que cobran un salario en Andalucía, la mitad no alcanza el salario mínimo interprofesional de 648 euros mensuales y casi el 60 por ciento de la población asalariada de Andalucía no llega a mileurista.

Según los datos de la Estadística del Gasto Sanitario Público del Ministerio de Sanidad, la Junta de Andalucía es la segunda comunidad autónoma que más ha reducido en sanidad estos últimos años: mil millones de euros desde 2009 a 2016, presentados, cómo no, como consecuencias de lo exigido por el gobierno central. Por dar algún dato más sobre la joya de la corona socialista que es la sanidad, digamos que Andalucía sufre la peor ratio de camas por habitante de todo el Sistema Nacional de Salud, con 1,7 por cada 1.000 usuarios, alejada de la media nacional de 2,3 camas por 1.000 habitantes.

En Educación, otra perla del socialismo andaluz, el informe PISA presentado en 2013 situaba a Andalucía a la cola de todas las comunidades autónomas españolas quedando por debajo de la media nacional y de la OCDE en cuanto al rendimiento académico de sus escolares en todas las categorías del informe: ciencias, comprensión lectora y matemáticas. En diciembre de 2016, fecha del último informe PISA, Andalucía se alejaba aun más de la tendencia nacional y empeoraba en los resultados de Ciencia y Matemáticas. De hecho, cae al último lugar de las 17 autonomías en Ciencia y al penúltimo en comprensión lectora y Matemáticas.

En salarios y pensiones, la situación andaluza es penosa. Según la última publicación de la estadística Mercado de Trabajo y Pensiones de la Agencia Tributaria, mientras el salario medio español es de 18.645 euros anuales, Andalucía alcanza apenas los 14.629 euros, 4.016 menos que la media nacional y ni una sola provincia andaluza alcanza la media nacional del salario medio mencionado.

Natural y consecuentemente, Andalucía está a la cola de la cuantía de las pensiones. En las pensiones declaradas en la renta de 2015, la pensión media nacional fue de 13.888 euros, pero en Andalucía la media se situó en 12.074 euros, 1.814 euros menos al año, manteniendo una diferencia de 4.000 euros al año con las comunidades de Asturias y Madrid.

Aunque algunas estadísticas elaboradas sobre la pobreza resulten discutibles, las que existen con mayor fiabilidad muestran que Andalucía está a la cabeza del número de personas en riesgo de pobreza – la mitad de sus trabajadores lo está apostilla CCOO -, que nueve de las diez ciudades más pobres de España son andaluzas o que los barrios más pobres están situados en Andalucía. Y así sucesivamente en casi todos los indicadores de riqueza y bienestar que examinemos.

Una Comunidad plagada de grandes casos de corrupción

El modo socialista de gobernar en Andalucía, caracterizado por mayorías muy amplias, no conllevó la profundización de la democracia, como presume el socialismo, sino la erección de un "régimen" caracterizado por el enchufismo generalizado, la aparición de una "administración paralela" y el usufructo del poder de las instituciones sin alternancia en el poder hasta el momento. Ello ha conducido a Andalucía a ser el escenario propicio donde se han dado los más graves y extensos casos de corrupción de España, si bien la estructura mediática del poder sobre la información, destaca mucho más otros asuntos mucho menores en cuantía y repercusión social.

La corrupción socialista en Andalucía afloró con la "madre de todos los casos" como se ha llamado al caso Juan Guerra, a principios de los años 90, si bien ya había habido otros como el caso Presidente, el caso Costa Doñana, el del chalé del ex presidente Rafael Escuredo, el caso Algeciras, primer caso de financiación ilegal del PSOE, y otros, como la creación y puesta en funcionamiento de Canal Sur Radio y Televisión con sus despilafarros delirantes, su enchufismo general y su favorecimiento de empresas amigas.

Tras el caso Juan Guerra, que forzó la dimisión de su "emmano" Alfonso, saltó elcaso Tragaperras, derivado de aquel. Luego sucedió, en 1992, el caso Ollero, que afectó a consejeros y altos cargos de la Junta. Siguió el caso Chaves-Caja de Ahorros de Jerez, con un préstamo desaparecido a 32 dirigentes socialistas que nunca se pagó. También estuvo el caso de los intereses de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía que aparecían abonados en las cuentas del PSOE. En 1992, la Expo de Sevilla dio pie a numerosos casos con Jacinto Pellón de estandarte.

Tras el caso de los viajes gratis total, que afectaron a Manuel Chaves, Mariano Rubio y otros, llegó el caso Salinas-Montaner, ambos ex consejeros de la Junta que recibieron de Jesús Gil 200 millones de pesetas a cambio de hacer la vista gorda en el urbanismo marbellí. Estalló después el caso Faros, que mostraba cómo incluso ministros socialistas veraneaban en estos lugares públicos. Luego vino el caso del pilotaje ilegal de buques por parte del delegado del gobierno socialista en Ceuta y el caso Oliva, que mostró como el abogado de Juan Guerra quiso comprar al juez del caso, Ángel Márquez con un puesto en el Consejo del Poder Judicial.

Luego ha habido muchos más, el espionaje de los presidentes de las Cajas de Ahorros de Sevilla entre ellos, que implicó al propio Manuel Chaves, la concesión de una ayuda millonaria a Minas de Aguas Teñidas, donde trabajaba la hija del propio Chaves, hasta llegar a los macrocasos en la época de la juez Alaya, pasando por el caso Malaya, con importantes socialistas implicados además de la cúpula del GIL, el caso Astapa en Estepona o la Operación Poniente en El Ejido, entre otros.

Por fin llegamos a los macrocasos que ocupan la última fase de la historia del socialismo andaluz. Su envergadura hace palidecer hasta el punto de que alguno de ellos, el caso ERE, con dos ex presidentes socialistas de Andalucía y 20 altos cargos de la Junta procesados, está considerado como el segundo mayor caso de corrupción de la historia de España. Pero no puede olvidarse el inmenso caso del fraude en formación, el de las subvenciones de la UGT andaluza ligada al PSOE, el caso de los avales públicos a empresas amigas y el caso Invercaria.

Este panorama sangrante es el que hace inexplicable la actitud de Pedro Sánchez cuando sólo se refiere a la corrupción del PP, que la hay, pero ni tan extensa ni tan intensa como la socialista, sólo en Andalucía, y sin recordar Filesa, el caso Banco de España, el caso AVE, el caso de Luis Roldán y otros de nivel nacional.

Como decíamos al principio, el problema principal de Susana Díaz no es Pedro Sánchez. Su problema fundamental es convencer a los miles de afiliados y militantes socialistas de que lo que ha logrado mantenerse,cada día más a la baja, en Andalucía durante cerca de 40 años, enchufismo y ocupación del espacio institucional y civil incluídos, es un modelo de futuro para un socialismo del siglo XXI, democrático y europeo.

(I) "DIFERENCIAS PROVINCIALES DE BIENESTAR EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XX", de Antonio Escudero e Hipólito Simón (Universidad de Alicante) en el IX Congreso de la Asociación Española de Historia Económica, Murcia (2008)

Más información en: http://www.libertaddigital.com/espana/2017-05-19/el-legado-del-socialismo-andaluz-el-principal-problema-de-susana-diaz-en-las-primarias-1276599323/

Susana Díaz quiere subir el impuesto de sucesiones y acabar con el dinero en metálico

Una propuesta de futuro. Así se titula el vago programa con el que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, aspira a liderar el PSOE. El informe, extenso en los diagnósticos, pero nada concreto a la hora de realizar propuestas, fue presentado en público el miércoles, a apenas cuatro días de las primarias.

El primer bloque del documento habla de "reducir la desigualdad". Como ya ha explicado Libre Mercado, las diferencias salariales ya están bajando a raíz de la creación de empleo, pero el documento de la candidata a las primarias del PSOE ignora estos datos y se centra en proponer algunas medidas sueltas, como, por ejemplo, un aumento del 18 por ciento en el salario mínimo, que se aplicaría durante los tres próximos años. En este epígrafe, Díaz habla también de reforzar "la aplicación de la discriminación positiva y las cláusulas sociales en la contratación pública" o de potenciar "la lucha contra los oligopolios de la Comisión Nacional de la Competencia".

Según se explicó en rueda de prensa, Díaz plantea también la concesión de 24.000 euros de ayuda pública a los jóvenes. Es, quizá, la propuesta que más llamará la atención, pero el programa pasa de puntillas sobre este punto, lo que demuestra, una vez más, la vaguedad del documento. De acuerdo con lo comunicado a los medios, la idea es que los jóvenes empleen ese dinero para ampliar estudios o iniciar un proyecto empresarial, con la condición de que luego lo devuelvan en sus declaraciones del IRPF. Dependiendo del itinerario escogido, se podría acceder de golpe a los 24.000 euros o fraccionar los pagos en dos, tres o cuatro años. Según la candidatura de la socialista, la propuesta tendría un coste de 1.000 millones de euros anuales, los proyectos empresariales serían revisados por el gobierno y las devoluciones se harían sin intereses, en las declaraciones de la renta.

En clave económica, el documento también plantea "la derogación de la reforma laboral del PP" y la instauración de "una nueva regulación de negociación colectiva". Aquí nos topamos con una franca contradicción, ya que Díaz aspira a que esto logre "aumentar la flexibilidad interna dentro de las empresas", algo que precisamente empezó a ocurrir a raíz de la reforma de 2012 que los socialistas insisten en derogar.

Refiriéndose a las empresas, el documento dedica varias páginas a la necesidad de "impulsar y facilitar los procesos de internacionalización". Para esto, se habla de "dar prioridad a la diplomacia económica", "apoyar la Marca España", "potenciar la figura del ICEX como promotor internacional", "entregar un bono exportación a las Pymes, para que puedan contar con servicios de internacionalización a medida", "llevar a las empresas españolas a Asia-Pacífico y África con el aval del Estado"… En materia de innovación, Díaz propone "canalizar inversión pública a las empresas innovadoras" a través de entes como el ICO.

Armonización fiscal

¿Y qué hay de los impuestos? Lo primero que apunta el programa de Susana Díaz es el giro hacia la"armonización fiscal", con el objetivo explícito de"evitar la competencia fiscal entre administraciones", lo cual abriría la puerta a subidas generalizadas en las autonomías con una menor fiscalidad. No es la primera vez que la lideresa andaluza carga contra el modelo de impuestos bajos de regiones como Madrid, a la que ha acusado de "dumping fiscal" en varias ocasiones debido a la práctica eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, a pesar de que la comunidad que gobierna Cristina Cifuentes es la que más aporta a la financiación autonómica.

Susana Díaz insiste en la "armonización fiscal" en posteriores fragmentos del documento. Lo hace por ejemplo cuando se refiere a sus reivindicaciones en clave de política económica europea. Y lo vuelve a hacer cuando, en clave global, apuesta por "llevar a cabo una armonización fiscal a nivel internacional".

El documento pasa a hablar a continuación de la evasión fiscal y la economía sumergida. Susana Díaz plantea"limitar el uso del dinero en metálico y obligar a realizar las transacciones por vía electrónica". De acuerdo con la propuesta, "avanzar en el pago electrónico aumentaría los ingresos públicos y reduciría el fraude". Aunque no se habla de eliminar de la noche a la mañana el dinero en metálico, el manifiesto apela en varias ocasiones a introducir medidas que vayan en esa dirección.

Díaz aspira a impulsar "una reforma fiscal que posibilite que la riqueza y el patrimonio paguen lo que les corresponde", pero no hace ninguna propuesta concreta al respecto. También habla de "cambiar en profundidad el Impuesto de Sociedades", pero el documento no esboza cómo modificar dicho gravamen. Finalmente, apuesta por "abordar la imposición medioambiental", pero no da detalle alguno. Tampoco incluye menciones concretas al IRPF o al IVA, a pesar de que son las dos principales figuras tributarias. Y tampoco aparecen propuestas sobre las cotizaciones sociales de los autónomos, los grandes olvidados del programa de Díaz.

Más información en: http://m.libertaddigital.com/economia/2017/05/18/el-vago-programa-de-susana-diaz-pide-armonizacion-fiscal-y-acabar-con-el-dinero-en-metalico-1276599194/

Una funcionaria destapa el inmenso fraude de Susana Díaz con las ayudas de la UE

Los andaluces, parafraseando a Rubalcaba, se merecen un gobierno que no les mienta; y el de ella les ha estado ocultando durante dos años -con elecciones por medio- información.

Una alta funcionaria de la Junta de Andalucía ha destapado un escándalo que Susana Díaz ha ocultado a la opinión pública andaluza durante dos años, con unas elecciones autonómicas por medio: el Gobierno regional lleva desde 2014 sin recibir un solo euro del Fondo Social Europeo porque la Comisión Europea no se fía de que vaya a acabar en bolsillos inapropiados, dados los antecedentes de los EREs y los cursos de formación.

La interventora adjunta a la Intervención General del área de Control y Fondos Europeos y Subvenciones del Gobierno regional, María Teresa Arrieta Viñals, compareció este lunes ante la comisión de investigación creada en el Parlamento de Andalucía para desentrañar la maraña de los cursos y lo contó, ante la estupefacción de los diputados de todos los partidos. De todos salvo de los del PSOE.

Más información en: http://www.esdiario.com/366844601/Una-funcionaria-destapa-el-inmenso-fraude-de-Susana-Diaz-con-las-ayudas-de-la-UE.html

Un informe de TwitterBots desvela el uso de medios del PSOE para impulsar la candidatura de Susana Díaz en redes sociales

La candidata preferida por el stablishment del PSOE, se queda atrás, bastante atrás, en las redes sociales. En Twitter, el favorito es, a gran distancia, Pedro Sánchez y Susana Díaz queda relegada a una segunda posición muy empatada con el tercer candidato en discordia, Patxi López. Quizás eso explique lo que un informe del blog Twitter Bots acaba de desvelar: las trampas que la candidatura de Susana Díaz está haciendo para intentar no ser la gran derrotada en la red de los 140 caracteres.

Los autores del informe, publicado esta misma semana, han sacado a la luz la existencia de una "red artificial" de seguidores de la presidenta de la Junta de Andalucía en Twitter que estaría gestionada desde las mismas entrañas del PSOE andaluz que Díaz controla de manera absoluta. El ejército oficial de tuiteros del PSOE-A estaría, de acuerdo a la investigación, al servicio exclusivo de la candidata y de sus ambiciones políticas para liderar el partido a nivel nacional.

Más información en: http://www.elmundo.es/andalucia/2017/04/19/58f6573d268e3e6c598b45e2.html

El gobierno central abre una puerta para la eliminación del impuesto de sucesiones

El debate sobre la idoneidad del impuesto de sucesiones, probablemente el tributo que más animadversión social suscita, se ha colado de lleno en la agenda de los partidos. El último comité ejecutivo nacional del Partido Popular (PP) celebrado antes de la Semana Santa aprobó crear la denominada comisión de Autonomía, Fiscalidad e Impuesto de Sucesiones. Entre sus objetivos está estudiar «la reducción o supresión» del tributo estatal cedido a las comunidades autónomas.

Con todos los focos puestos en la dimisión del presidente de Murcia imputado por delitos de fraude y cohecho, la iniciativa pasó inadvertida incluso dentro de las filas populares. El hecho de que la formación que lidera Mariano Rajoy acceda a revisar este tributo tiene una importancia innegable. Con la puesta en marcha de esta comisión, aprobada el pasado día 3, abre una puerta a la eliminación del impuesto que grava las herencias, tal y como demandaba la plataforma Stop Impuesto Sucesiones.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-mariano-rajoy-abre-puerta-eliminacion-impuesto-sucesiones-201704172219_noticia.html