Juan Marín

El impuesto de sucesiones irrumpe con fuerza en la agenda política de Andalucía

El PP andaluz ha acusado tanto a la presidenta de la Junta andaluza, Susana Díaz, como al presidente y portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs) en Andalucía, Juan Marín, de ser los protagonistas del «engaño masivo» que el PSOE-A y la formación naranja han perpetrado respecto al impuesto de sucesiones y donaciones, que «sigue vigente» y que en 2018 «va a estar más vivo que nunca».

La vicesecretaria de Política Municipal y Desarrollo Rural del PP-A, Maribel Lozano, afirmó en rueda de prensa que con la entrada en vigor del presupuesto autonómico «se ha constatado que el PSOE-A y Cs llevan meses engañando a los andaluces al decir que el referido impuesto se ha eliminado». Así, recordó que estos días, a pesar de la puesta en marcha de la reforma, «se mantienen las denuncias de afectados» que tienen que pagar por este impuesto en Andalucía.

Con todo, garantizó que los populares andaluces van a seguir trabajando para que el impuesto de sucesiones y donaciones sea bonificado al 99 por ciento porque, como recalcó, «no se puede gravar la muerte».

Tras incidir en que «es un insulto a la inteligencia» de los andaluces que ambos partidos digan que el tributo «ha pasado a la historia», la portavoz popular apuntó que el impuesto de sucesiones y donaciones «sigue vigente a día de hoy ya que solo se ha reformado».

Afectados «en el limbo»

Del mismo modo, Lozano advirtió de que la medida «deja en el limbo» a todos los andaluces que a fecha de 31 de diciembre eran beneficiarios de una herencia, de ahí que haya reclamado tanto a Susana Díaz como a Cs que aclaren qué van a hacer, «si los van a dejar desamparados o van a hacer algo al respecto».

Aunque defendió que la reforma del impuesto ha sido «un gran triunfo» de los andaluces que se han movilizado y que el PP-A tambiénha colaborado mediante iniciativas en el Parlamento y con la recogida de firmas, la vicesecretaria de Política Municipal insistió en que Cs «engaña cuando dice que este impuesto se ha eliminado».

La dirigente popular también incidió en que ese «engaño» se demuestra en que los Presupuestos andaluces, en la partida de ingresos, prevé recaudar 380 millones por el impuesto de sucesiones y donaciones. «¿Cómo se prevé esa cantidad cuando se ha dicho que ha pasado a la historia?», se preguntó Lozano.

La plataforma ciudadana Stop Impuesto Sucesiones ha iniciado una ronda de contactos con tres partidos de la oposición (Ciudadanos, Podemos y PP) con el objetivo de presentar una proposición no de ley para que el Parlamento andaluz apoye a las familias que no pueden hacer frente a su pago.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-impuesto-sucesiones-irrumpe-fuerza-agenda-politica-andalucia-201801060858_noticia.html

Ciudadanos rechaza ahora bonificar al 99% el impuesto de sucesiones en Andalucía

El portavoz de Cs en Andalucía y presidente del grupo parlamentario,Juan Marín, ha asegurado que ve «margen» para una «bajada muy importante» sobre el impuesto de sucesiones y donaciones tras una conversación mantenida el pasado lunes con la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, con quien se reunirá en la segunda quincena de este mes para abordar este asunto, sin que hasta el momento se haya cerrado ningún tipo de acuerdo pero sí hay «sensibilidad» de la Junta con esta cuestión.

En una entrevista concedida a Europa Press, Marín ha precisado que la consejera de Hacienda le indicó el pasado lunes que los datos de recaudación de liquidación de 2015 del Gobierno de España son «favorables», siendo «positivo» el incremento de ingresos que Andalucía recibirá en relación a esta liquidación para la negociación delPresupuesto de la Junta para 2018.

También es «positivo», según ha señalado el dirigente de Cs, que el techo de gasto se haya subido una décima «lo que supone, aunque no lo parezca, muchos millones de cara a los Presupuestos». «Eso, junto con el aumento de la recaudación del IRPF porque hay más contratos y del IVA porque sigue creciendo el consumo, creo va a dar un margen suficiente para llegar a un acuerdo en materia de sucesiones», ha añadido Marín.

Ha precisado que en la reunión que mantendrá en la segunda quincena de agosto con Montero y en la que puede que también participe el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, la Junta le expondrá de manera más técnica «cuáles son sus previsiones económicas de cara a los Presupuestos de 2018 y a la reforma del impuesto de sucesiones y donaciones reclamada por Cs».

Así, se ha mostrado convencido de que se podrá llegar a un acuerdo para ver culminadas algunas de las propuestas que su formación ha planteado, entre ellas, el aumento del mínimo exento «que haga que la inmensa mayoría de los andaluces ya no tengan que preocuparse por el impuesto de sucesiones».

«Ahí recojo el guante de la presidenta de la Junta, quien dijo en el Pleno del Parlamento que en Andalucía sólo pagarían este impuesto los millonarios», ha afirmado Marín, para quien ése es «un buen indicativo de por donde pueden ir las negociaciones». A su juicio, si ello se consiguiera sería «un logro muy importante» que supondría «pasar página en el impuesto de sucesiones».

En este contexto, se ha mostrado convencido de que el Gobierno andaluzes hoy «sensible» a que esta reforma se tiene que producir. «Pero no me atrevo a decir hasta qué punto porque eso estará en el marco de las conversaciones que estamos manteniendo y no hay acuerdo hasta el momento», ha afirmado Marín, quien ha destacado que «si mañana Susana Díaz me dice que eleva el mínimo exento a un millón de euros yo se lo compro».

Junto a ello, Marín ha defendido que la bonificación del 99 por ciento que reclama el PP-A no sería justa porque «estaríamos bonificando al que hereda tres, cinco o 20 millones, cuando quienes heredan esa cantidad es justo que paguen por ello». No obstante, ha indicado que lo que sí habría que corregir son los coeficientes correctores que aplica la Junta.

Y es que, según ha explicado, la administración andaluza sigue aplicandocoeficientes del año 2007, «de cuando la crisis no había llegado, y hoy no se vende un piso por la cantidad que en esa fecha». Por ello, Cs también ha remitido a la Junta una propuesta en este sentido, al objeto de se haga una modificación para que a la hora de liquidar el impuesto se haga «a precio actual de mercado».

Marín ha querido dejar claro al PP-A que su formación no pretende lograr «una rebajita» de este impuesto sino «una gran reforma» del impuesto para «acabar de una vez por todas con una injusticia social y no para que un partido consiga rédito electoral», acusando a los 'populares' de estar «engañando a mucha gente» en relación a este gravamen.

Así, según ha explicado, el PP-A está prometiendo cosas que no son posibles como «el carácter retroactivo» o que su propuesta vaya a afectar a los grados tres y cuatro de parentesco a la hora de heredar. Y todo ello, como consecuencia del «interés electoral» que mueve a este partido «que ha tenido la oportunidad de acabar con este impuesto porque a nivel nacional tiene mayoría absoluta».

Asimismo, ha destacado que solo Madrid tiene una bonificación del 99 por ciento de este impuesto pero no otras comunidades gobernadas por el PP como Galicia, con mayoría absoluta. De hecho, según ha apuntado, en esta región el mínimo exento se sitúa en 400.000 euros por heredero, «poco más que en Andalucía», fijado en 250.000 euros, tras ampliarse la cifra fruto de un acuerdo entre PSOE-A y Cs.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-ciudadanos-rechaza-ahora-bonificar-99-por-ciento-impuesto-sucesiones-andalucia-201708031416_noticia.html

La amenaza de perder su estabilidad política forzará al Gobierno andaluz a negociar otra rebaja

El impuesto de sucesiones y donaciones vive una agónica cuenta atrás. La presión ejercida por el nutrido ejército de descontentos ha terminado incubando un clima eléctrico en la opinión pública, donde ha calado la idea de que pagar un tributo por recibir herencias de familiares es «injusto», castiga a las esquilmadas clases medias y «discrimina» a los andaluces respecto a los ciudadanos de otras regiones que abonan una cuota simbólica.

Despejada la premisa mayor —los principales actores políticos en Andalucía han asumido que deben rebajarlo sí o sí—, resta saber cómo y cuándo lo van a liquidar. Añádanle el quién, el por qué y el dónde y tendrán las seis preguntas clásicas que encierran el secreto de la alquimia del periodismo, a las que debe responder cualquier noticia que se precie de serlo. Lo único que está meridianamente claro a día de hoy es que en el patio parlamentario andaluz no van a faltar candidatos dispuestos a apuntarse el tanto de haberle dado matarile al impuesto con peor prensa del sistema fiscal español. Aún no lo han liquidado, pero la guerra política por arrogarse el éxito ya es una realidad palpable.

La combativa campaña de la Asociación Stop Impuesto Sucesiones —que ha reunido más de 150.000 firmas para tumbarlo— y la agitación en las redes sociales han arrojado combustible a esa hoguera de descontento. Los partidos han tenido que reaccionar. PP, Ciudadanos (Cs) y el hasta ahora remiso PSOE —IU y Podemos no cuestionan el tributo— han interiorizado la idea de que la presión fiscal sobre las herencias debe aflojarse.

Cada uno tiene sus razones. Unos por convicción política o por mera estrategia, para erosionar al adversario que achica su espacio electoral. Son los casos del PP y Ciudadanos. Otros, como el partido que gobierna la Junta de Andalucía, han aceptado la reforma a regañadientes para enfriar una patata caliente que iba camino de achicharrarles y, sobre todo, para preservar su estabilidad política amenazada por el órdago que ha lanzado el partido de Juan Marín. Ciudadanos, el aliado de Susana Díaz en el Parlamento andaluz, condiciona su apoyo a los presupuestos autonómicos para el próximo año a una segunda revisión del impuesto en lo que va de legislatura.

En este juego acrobático en el que ha derivado el debate del impuesto de sucesiones, el Gobierno andaluz, que partía de posiciones más alejadas, se prepara para dar un triple salto mortal ideológico con doble tirabuzón.La forzosa conversión que ha experimentado el PSOE en pocos meses tiene ya reflejo en los mensajes que los máximos responsables del Ejecutivo trasladan a los medios de comunicación.

El «no es no» inicial ha mutado en un «ya veremos», para instalarse, luego, en un «no pero sí», a la espera de conocer las entregas a cuenta de la recaudación prevista que Andalucía va a recibir del Estado. Será entonces, a finales de este mes, cuando retomará la negociación con Cs para modificar sucesiones y el tramo autonómico del IRPF.

De vincular el impuesto con los ricos, la Junta pasó a desplegar una campaña de propaganda institucional para defender su legitimidad y el PSOE movilizó a sus cuadros locales para convencer a los militantes de que «en Andalucía el 98% de los parientes directos no paga nada». La herramienta estrella fue un simulador «on line», sin validez jurídica, para que los usuarios pudieran calcular el importe de su factura. El simulador dejaba fuera a los familiares que más pagan: hermanos, padres, sobrinos, nietos, tíos y primos hermanos, cuya tributación apenas varía entre regiones.

Devolución frustrada

Como el clamor social no decaía, Díaz buscó otro golpe de efecto: amagó con devolver al Estado la gestión de este tributo cedido por el Estado a cambio de los 400 millones de euros que reporta a las arcas autonómicas.

La operación, más voluntarista que efectiva, tuvo corto recorrido. Ni respuesta le han dado desde el Ministerio de Hacienda. Sin más combustible que gastar y con Ciudadanos apretándole las tuercas, la misma presidenta que en abril proclamaba que no iba a consentir que los trabajadores pagaran «los caprichos de los ricos en Andalucía» a cuenta de este tributo, ha dejado ahora la puerta abierta a su rebaja. Susana Díaz aseguró el pasado martes que quiere cumplir su acuerdo de investidura con Cs, lo que «exige saber primero qué tenemos y con cuánto contamos». Sus palabras sonaron a claudicación, sabedora de que la guerra se gana perdiendo algunas batallas. Ésta ya la ha dado por perdida. Pero no explicó ni cuándo ni cómo va a revisarlo, aunque de sus palabras se intuye el porqué al quejarse del «proceso de deslegitimación» del tributo.

El problema de Ciudadanos es otro. En su reunión con Stop Impuesto Sucesiones, Marín defendió que los familiares directos no paguen el impuesto por herencias de hasta un millón de euros. Las expectativas que ha creado son tan altas que todo lo que quede por debajo de este listón puede generar frustración. Necesita reivindicarse como oposición útil para cerrar el paso al PP, un partido que le disputa el electorado, y proyectarse frente a quienes critican que actúa como «muleta» del Gobierno andaluz. Juega a su favor que el PSOE, al que le reprocha que le está dando largas, tampoco quiere dar aire a los populares.

Juanma Moreno pugna para que la pareja PSOE-Cs no lo saque de la pista de baile.Tras el veto de la izquierda a una proposición de los populares para bonificar el impuesto al 99%, el presidente del PP andaluz ha prometido aplicar la reducción si llega a ser presidente. Asume como propias las reclamaciones de los afectados contra la Junta pero su firmeza flojea cuando se trata de atender la demanda deStop Impuesto Sucesiones para que el Gobierno central derogue el impuesto.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-pp-ciudadanos-y-psoe-compiten-rentabilizar-impuesto-sucesiones-201707092113_noticia.html

Stop Impuesto Sucesiones lamenta el "malabarismo" de Cs y pide que "cumpla su palabra y se deje de parche" sobre la tasa

La organización 'Stop Impuesto Sucesiones' lamenta el "malabarismo" de Ciudadanos y ha pedido a la formación naranja que "cumpla con su palabra y se deje de parches" en este impuesto.

Esta organización ha reaccionado a la noticia de que Ciudadanos (Cs) Andalucía ha condicionado su apoyo al Presupuesto de la Junta para el 2018 a que se produzca una rebaja "ambiciosa" del impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía, mientras que el PSOE-A se ha mostrado "abierto al diálogo" para buscar puntos de encuentro, aunque sin precisar hasta dónde estarían dispuestos a reducir este tributo que Cs quiere bonificar casi al 100 por ciento como en otras comunidades.

El presidente de esta asociación, Juan Carlos Valverde, ha indicado a Europa Press que Ciudadanos, "en un constante alarde de malabarismo político, no ha demostrado otra cosa que su única preocupación por perpetuarse a toda costa en el poder, no dudando para ello en realizar toda clase de pactos contranatura, incumpliendo una y otra vez sus promesas electorales, actuando no ya como partido bisagra, sino como tenaza implacable, que destroza aún más y sin justificación alguna una sociedad andaluza sumida en una profunda crisis económica y social".

Lamenta que "todo el sudor, trabajo, esfuerzo y esperanzas expoliado sin piedad a quienes tan solo querían legarnos un futuro mejor sirve únicamente para pagar la mala gestión, corruptelas, despropósitos, pesebrismo y perpetuación de un régimen clientelar, una mísera dedocracia señalada por la UE como la mas corrupta del país, que ostenta la vergüenza añadida de batir todos los indicadores de pobreza".

Por ello, 'Stop Impuesto Sucesiones' pide a Ciudadanos que "deje de dar la espalda al pueblo a quien dice representar, tenga por una vez la honradez moral, decencia y valentía política de cumplir la palabra empeñada, dejándose de inútiles parches para justificar lo injustificable acabe definitivamente con el drama social provocado a miles de honradas familias trabajadoras andaluzas por un impuesto, injusto, discriminatorio, cruel, abusivo e inútil, tomando como propio el clamor popular y llamamientos desde todos los sectores y colectivos de nuestra tierra para terminar con tanta injusticia".

Ha dejado claro que 'Stop Impuesto de Sucesiones' "no cejará en el empeño, por más que una maquinaria de poder bien engrasada quiera impedírnoslo", de forma que considera que "al final del camino abriremos la puerta a la justicia acabando con tanto sufrimiento o ésta será derribada a fuerza de tanto llamar sin respuesta".

PERJUICIOS DEL TRIBUTO

'Stop Impuesto Sucesiones' considera que ese impuesto "es injusto pues fomenta la desigualdad entre españoles, vulnerando principios constitucionales y de la Unión europea; es discriminatorio, cebándose unicamente con la clase trabajadora, los 'ricos' tienen los instrumentos fiscales y medios proporcionados por el propio gobierno para evadirlo o reducirlo al máximo; es inútil, al no cumplir por tanto el fin para el que fue creado 'la teórica redistribución de la riqueza'".

Considera que este impuesto además "es marginal, ya que tan solo supone una media del 1,3 por ciento de los recursos no financieros que manejan las regiones; es confiscatorio, expoliándote a la fuerza lo que legítimamente por derecho te pertenece; es abusivo, tributando una vez más por lo ya tributado gravado y pagado varias veces a lo largo de una vida de esfuerzo; y es cruel, riéndose de la voluntad de tus difuntos que lucharon por darte una vida mejor".

A su juicio, también es "desproporcionado, frente al resto de tributos aprovechándose de la fuerte carga emocional que comportan los bienes sobre los que recae; es corrupto, en su base de calculo inflando los coeficientes para asegurar la 'mordida'; es desalmado, pues no tiene en cuenta la situación real del heredero, exigiendo un pago por adelantado para liberar unos bienes legítimamente suyos; y es despiadado, al no aceptar la renuncia posterior, la dación en pago, o la fragmentación de la herencia".

Asegura que esta tasa es "contrario a la familia, al ser la unidad familiar en su conjunto quien asume y sufre los sacrificios para crear el legado que después le es despiadadamente arrebatado; es inhumano, sumiendo a la familia en la mas absoluta indefensión y ruina ante el desproporcionado abuso de poder de la administración publica cuyo deber debería ser defender el bien común y procurar en todo momento la felicidad de los administrados; es indigno, privándote de tu pasado, robándote el presente e hipotecando el futuro de tu familia; y es un ataque directo al ahorro, y por tanto a la inversión".

Añade que el impuesto "es devastador fomentando la fuga de empresas y capitales empobreciendo con ello a nuestra tierra, estando ya Andalucía en el umbral del 35,4 por ciento de pobreza, trece puntos por encima de la media nacional; es antisocial; es despótico, provocando la renuncias de las familias al no poder disponer del bien ni acceder al crédito para liquidar el impuesto; y es un bandolerismo institucional, robando al pobre para dárselo al rico, embargando a la clase trabajadora unos bienes que son malvendidos a quienes realmente tienen capital sobrado".

Para 'Stop Impuesto Sucesiones', este impuesto "es usurero, pues una vez subastados tus bienes por un valor muy inferior al reclamado sigues debiendo el diferencial a la Junta quien ademas aplica sanciones económicas e intereses desproporcionados; es inmoral, un tributo denostado y marcado como injusto en su aplicación por el Defensor del Pueblo andaluz y nacional, el Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo e incluso el mismo Tribunal Europeo".

Considera que "es un desacato de la clase política a los preceptos de nuestra constitución, creada para y por la defensa igualdad y bienestar de todos los españoles; es un engaño continuo al pueblo por parte de egolatras políticos egoístas que traicionan con total descaro e impunidad sus programas electorales en beneficio propio; y es un abuso canalla del poder, porque la presidenta de la Junta, Susana Diaz, y sus socios de gobierno, desde su prepotencia política, consienten todo lo anterior dando la espalda al pueblo a quien dicen representar, dilapidan fondos públicos tratando de ocultar la sangrante realidad, mientras amparan y promueven este incuestionable drama social, haciendo caso omiso del clamor popular y llamamientos de todos los sectores".

Más información en: http://www.lavanguardia.com/vida/20170606/423230228392/stop-impuesto-sucesiones-lamenta-el-malabarismo-de-cs-y-pide-que-cumpla-su-palabra-y-se-deje-de-parche-sobre-la-tasa.html

Cs exigirá al PSOE-A armonizar el impuesto de sucesiones si Susana Díaz deja la Junta

El presidente y portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs), Juan Marín, exigirá la armonización del impuesto de sucesiones y donaciones si se renegocia el acuerdo de investidura entre PSOE-A y su formación, en el caso de que Susana Díaz abandonara la Presidencia de la Junta si es elegida secretaria general del PSOE. 

Leer mas: http://www.europapress.es/andalucia/noticia-marin-exigira-armonizacion-impuesto-sucesiones-si-renegocia-acuerdo-psoe-marcha-diaz-20170412120155.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.