Francisco Rubiales

El Partido Popular de Casado: aciertos, contradicciones y dudas

El Partido Popular ha presentado en el Senado una proposición de ley para suprimir el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en todo el territorio nacional, dando así un paso adelante de gran importancia, ya que hasta ahora sólo proponía la bonificación al 99 por ciento en las autonomías donde gobernaba.

Pero ese paso, positivo y prometedor, despierta dudas y pone de manifiesto las falsedades y contradicciones del PP, que mientras defiende en el Senado que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones desaparezca, lo mantiene y aplica con crueldad inaudita en Castilla y León y Galicia, donde gobierna, y plantea en Andalucía una reforma tímida y decepcionante que sólo libera del brutal tributo a hijos y nietos, manteniéndolo para hermanos, sobrinos y restantes grupo de herederos.

Es como si tomaran por tontos a los españoles y quisieran engañarlos con promesas falsas que ya tuvieron protagonismo en el pasado, cuando Rajoy prometió bajar los impuestos y los subió y cuando decía que acabaría con el rastro del Zapaterismo y a cambio lo condecoró y dejó intactas sus principales leyes, sobre todo la indecente y nociva ley de la Memoria Histórica.

El PP defiende la acertada tesis de que es necesario suprimir totalmente el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, en busca de "un sistema tributario justo, inspirado en los principios de igualdad y progresividad, que en ningún caso, tendrá carácter confiscatorio", tal como se establece en la Constitución. 

Pero pocas personas ya se fían de las promesas del PP. Desde la Asociación Stop Impuesto Sucesiones Andalucía, cuya lucha contra ese cruel e injusto impuesto ha sido decisiva para la sustitución del anterior gobierno socialista de la Junta, se saluda esa decisión por lo que significa de corrección de errores importantes del pasado y de avance hacia una sociedad más justa y democrática, pero, al mismo tiempo, recuerda al Partido Popular que sigue manteniendo vigente ese impuesto en Galicia y Castilla y León, donde gobierna, y que, si quiere ser consecuente con su propuesta en el Senado, debe bonificar también en Madrid y Andalucía, comunidades presididas por el PP, ese impuesto en todas las herencias, no sólo cuando los herederos son hijos o nietos, como en la actualidad. 

Es lógico también, después del paso dado en el Senado, que el PP, en las autonomías donde gobierna, solucione el drama de las personas y familias víctimas de un impuesto injusto, anticonstitucional y de una crueldad insólita, que cuya aplicación sin piedad y alevosa ha sembrado el dolor y la ruina en miles de víctimas, destrozado familias y cerrado empresas, desplegando una política de tierra quemada con embargos, multas, intereses abusivos, tasaciones que duplican y triplican los precios de mercado y una subastas de bienes embargados que otorgan las herencias a subasteros profesionales, muchos de ellos conectados al poder. Las miles de víctimas estafadas por los gobiernos que les arrebataron sus herencias y que les destrozaron sus vidas con tasaciones brutales, embargos, multas y subastas, que hoy se arrastran por la vida con sus sueldos secuestrados y sus familias hundidas, merecen el apoyo de los gobiernos autonómicos donde gobierna el PP. 

Del PSOE ni siquier merece la pena hablar porque ese partido sigue empeñado en aplicar el impuesto con toda crueldad, bajo el falso argumento de que sólo lo pagan los ricos, una mentira supina y fácilmente comprobable en las estadísticas y notarías, donde queda demostrado que los ricos, con sus trucos fiscales de ingeniería, eluden un impuesto que sólo arruina y maltrata a trabajadores, autónomos y profesionales de las clases medias. 

El PP debe entender que los tiempos en los que se engañaba fácil e impunemente a los españoles han concluido y que ahora los electores han aprendido a vengarse de los que le maltratan y engañan, de los hipócritas y mentirosos. Ahí están para demostrarlo las grandes perdidas de votantes que han padecido los dos grandes partidos españoles, el PSOE y el PP, maestros en engaños y falsedades. Proclamar la supresión del Impuesto en el Senado, donde el PP tiene mayoría, sabiendo que ese propuesta no prosperará porque la tumbará el Congreso tiene un mérito relativo, pero lo que clama al cielo y desborda falsedad e hipocresía es proclamar la supresión de un impuesto claramente injusto que el mismo PP mantiene vivo y sangrante en Galicia y Castilla y León, donde podría bonificarlo al 99 por ciento, lo que equivale casi a suprimirlo, y aplica en Andalucía y Madrid una bonificación parcial y tímida, que sólo afecta a herederos hijos y nietos, pero que exprime y esquilma con cantidades obscenas a los herederos que son hermanos, sobrinos, primos y otros parientes. 

El PP, si quiere recuperar votos perdidos y si pretende evitar que VOX se haga con la mayoría absoluta hacia la que avanza, empujado y sostenido por millones de ciudadanos decepcionados y cansados de ser maltratados, debe aprender a regenerarse, a decir la verdad y a cumplir sus promesas. 

Francisco Rubiales 

Más información: https://www.votoenblanco.com/El-Partido-Popular-de-Casado-aciertos-contradicciones-y-dudas_a7427.html

Entrevista a nuestro compañero Francisco Rubiales: "El poder oculto lleva casi medio siglo sin perder una sola batalla"

-"Los viejos héroes se hacen villanos...". El final de su ensayo parece el comienzo de una novela...

-Varios amigos dicen que Hienas y Buitres es un libro lleno de frases eléctricas y magnéticas. La tesis es que la civilización, la democracia, la ciudadanía desaparecen. Por primera vez estamos peor que en tiempo de los faraones.

-¿Las dos grandes potencias son Estados Unidos y la opinión pública?

-Antes los gobiernos luchaban por tierra, mar y aire, ahora añaden la opinión pública. Si esta guerra fuera en 1920 se haría con ametralladoras y tanques. Ahora no hay sangre, pero no es menos cruenta.

-¿El pueblo unido...?

-La gente está muy sola. Se la manipula, se la confunde. Un socialista muy importante, ya fallecido, me dijo que las críticas les venían muy bien, porque cuantas más versiones hubiera más difícil sería conocer la verdad.

-¿Estado de confusión?

-Confundir es mucho más eficaz que censurar. La censura no es eficaz porque la gente se rebela.

-¿Y la crisis catalana?

-Es una típica batalla del siglo XXI que han ganado los independentistas y los golpistas en Europa. La batalla de la influencia.

-¿Las Primaveras Árabes son "rebeldías dirigidas"?

-Se produjeron en lugares donde no se daban las condiciones. En Libia, todas las tribus estaban contentas con Gadafi. Tampoco se daban en Siria hasta que intervienen Arabia, Estados Unidos y Europa. Se actúa y se gana. El poder oculto lleva casi medio siglo sin perder una batalla.

-¿Desde el Mayo francés?

-Eso es una ingenuidad. Hay signos de esa derrota. La liquidación de los sindicatos, que empieza con Margaret Thatcher. La idea de que los ricos son buenos para la economía y para la sociedad.

-Dice que los dos grandes fracasos de España han sido no saber enterrar a los muertos ni vender al mundo su grandeza.

-Lo único que me gusta de la Transición, que fue más una sucesión que una regeneración, es que apostó por enterrar a los muertos y olvidar el pasado, y ahora nos ponemos a desenterrar a los viejos fantasmas...

-¿Y las grandezas?

-El pueblo francés, el alemán, que provocó dos guerras mundiales, tienen objetivos comunes, ilusiones colectivas. España sigue con sus complejos, su leyenda negra. Ni siquiera hemos hecho una película sobre el Cid Campeador. La tuvo que hacer un extranjero. ¿Por qué no se ha hecho una película sobre Blas de Lezo, un loco manco que derrotó a una armada británica sólo superada por el desembarco de Normandía? Si yo fuera cineasta, no necesitaba ni guión. El cine español sólo saca a la maricona, la prostituta, dos tíos peleando.

-¿Donald Trump es un antisistema?

-Hillary Clinton contaba con el apoyo del aparato. La gente vota contra lo que les proponen.

-¿Y Pedro Sánchez como Ave Fénix?

-El poder es tan atractivo, tan potente, que la gente es capaz de todo con tal de conseguirlo. Pedro Sánchez es un pragmático y eso tiene más mérito de lo que la gente cree.

-¿Qué Europa espera?

-Hemos pasado de la Europa de los pueblos a la de los burócratas. El poder oculto utiliza los otros dos poderes, el político y el mediático, en su beneficio.

-¿Somos buitres los dos?

-El periodismo es la alianza de la Revolución Francesa de intelectuales, revolucionarios y el pueblo. El periodismo libre es el principal cerrojo para encerrar al Estado, el monstruo del que habla Hobbes. Todos los crímenes se cometen en la oscuridad.

-Habla de Pertini en 1982, año de sus saltos en la final del Mundial de España.

-Estuvo en una cena que organicé en mi casa de Roma cuando era director de Efe. Decía, por Italia, que algunos países tienen la mala suerte de que cada dos o tres siglos toma el poder lo peor de su sociedad.

-Hace 50 años suspenden dos meses el Diario Madrid.

-Entré con 20 años. Me fichan para que escribiera de China. Con 19 años publiqué el libro del que más ejemplares se han vendido. China, nueva cultura. Con Franco vivo, hablaba de la Revolución Cultural.

-¿Cómo le fue en Cuba?

-Viví la muerte de Franco. Salí en el Washington PostLe Monde y el New York Times. Cuba decretó tres días de luto, pero no se podía publicar. Un luto secreto.

-¿Conoció a los autores del realismo mágico?

-A Gabo en Cuba, a Vargas Llosa en México, a Borges en Roma.

-Dice que el andaluz es el Gobierno más corrupto de Europa...

-Lo dijo un informe de la Comisión Europea. No conozco un sumidero de clientelismo tan denso y eficaz. Uno de cada dos andaluces vive directa o indirectamente de la Junta. Hay que remontarse a la URSS de Breznev. El contexto es de libertad, de democracia y de anestesia para que no se note.

Después de 'Hienas y buitres' se pasará a la novela

Los políticos son las hienas y los periodistas los buitres. A la quinta de éstos, con la metáfora balompédica, pertenecería Francisco Rubiales (Villamartín, Cádiz, 1948), con un currículum impresionante: pasó por el diario Madrid, fue corresponsal de la agencia Efe en México y director de la misma en Cuba, Centroamérica y Roma, además de corresponsal en el Líbano. Dice que después de Hienas y Buitres (Tecnos), con prólogo de Daniel Ruiz (El mago de Oz) se pasará a la novela. Fue director de comunicación de la Expo 92. Veranea en Fuengirola, donde posa con su libro.

Más información en: https://www.diariodesevilla.es/entrevistas/poder-oculto-lleva-perder-batalla_0_1268573133.html

Hienas y Buitres - Francisco Rubiales Moreno

Nuestro compañero en la organización y gran colaborador de nuestra lucha Francisco Rubiales acaba de publicar “Hienas y buitres”, un libro de gran interés para entender las luchas civiles y la comunicación moderna, al mismo tiempo que desvela secretos y claves de la lucha por el poder en el mundo.

Él ha puesto a nuestra disposición una importante cantidad de ejemplares a mitad de su precio de cubierta para que nuestra asociación pueda recaudar fondos con su venta. El libro cuesta 18 euros, lo mismo que en las librerías. 

Con su compra colaboraras activamente con nuestra asociación ya que la única fuente de financiación para mantener los gasto de las acciones que realizamos procede íntegramente de aportaciones voluntarias, en esta ocasión queremos ofrecerte ademas con tu aportación  un libro cuya lectura  te dará sin duda una visión clara y real de como el poder trata con el control y sometimiento de los medios de acallar los movimientos sociales que como el nuestro luchan contra la injusticia enfrentándose a la poderosa maquinaria de la política.

Una lectura de obligada referencia que personalmente  me ayudo a comprender el como y   hasta que punto estamos mediatizados por unos gobernantes insensibles y unos medios que en su gran mayoría hace ya mucho tiempo solo obedecen los dictados del poder.

Si quieres adquirir un ejemplar dedicado por Francisco Rubiales, solicítalo en el enlace que adjuntamos, identificándote como miembro de Stop Impuesto de Sucesiones. Recibirás el libro en tu domicilio sin gastos de envío y nuestra asociación recibirá 9 euros por ejemplar adquirido, lo que representa una importante aportación para financiar nuestra lucha. 

PARA SOLICITAR TU EJEMPLAR:

https://www.votoenblanco.com/forms/Pedido-on-line-de-ejemplares-de-Hienas-y-buitres_f3.html

Susana Díaz no cede y mantiene el más cruel, injusto y anticonstitucional de los impuestos, el de Sucesiones y Donaciones

La socialista andaluza Susana no cede y mantiene el más cruel, injusto y anticonstitucional de los impuestos, el de Sucesiones y Donaciones. Ella se cree invulnerable, pero su actitud insensible ante el clamor popular y más de 200.000 firmas está arruinando su carrera política y destrozando su imagen en toda España, donde se está fijando en la ciudadanía su perfil de mujer cruel, falsa e insensible ante el sufrimiento.

Con esa imagen a cuestas, Susana no puede aspirar a nada en política nacional y hasta tendrá enormes dificultades en mantener el control de su cortijo andaluz, a pesar de su control del aparato socialista y de los millones de euros que gasta en propaganda y en sostener el clientelismo más denso de Europa.

Su reciente voto en contra, junto con Podemos, a una propuesta del PP para que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones sea bonificado en el 99.99 por ciento, como ya hizo la comunidad de Madrid, ha enfurecido a las víctimas y a los cientos de miles de andaluces que exigen el fin de ese brutal tributo.

Es incomprensible que sus asesores y amigos no le hayan advertido que se dirige hacia su tumba y que no le hayan obligado a rectificar.

Fuente: Francisco Rubiales

El sucio espectáculo de la democracia envilecida

Hoy, en el Parlamento de Andalucía, podrá contemplarse, en vivo y en directo, el sucio y lamentable espectáculo de una democracia envilecida en acción cuando el partido socialista, con el apoyo de toda la izquierda, vote en contra de una iniciativa que propone rebajar al mínimo el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, como han hecho ya Madrid y Canarias. 

Cuando los políticos votan en contra de la voluntad popular de manera reiterada, anteponiendo sus propios intereses al bien común, puede afirmarse que la "democracia" ha dejado de existir y que ha muerto por envilecimiento. 

Votar para mantener un impuesto claramente injusto y contrario a la Constitución y contra el que una parte importante de la sociedad andaluza se ha alzado, reuniendo ya casi 180.000 firmas y camino del medio millón, es ya vergonzoso, pero la vileza más contraria a la democracia y a la ética se alcanza cuando se vota por mantener un impuesto que previamente ha sido considerado como "deslegitimado" por la presidenta de la Unta de Andalucía, Susana Díaz. 

Hoy, día 19 de julio, el PP presentará nuevamente, en el Parlamento de Andalucía, una iniciativa para suprimir al 99,9% el impuesto de Sucesiones y Donaciones. El Sr. Marín, líder de Ciudadanos, ha prometido que, de producirse esa votación, su partido votará por la supresión de ese impuesto injusto y confiscatorio, pero los votos del PP y Ciudadanos no serán suficientes para neutralizar los de la izquierda en pleno, representada por el PSOE y Podemos. 

Hoy asistiremos a una de las peores muertas del envilecimiento político, al contemplar como los diputados votan en contra de la voluntad popular y a favor de mantener un tributo que hasta los mismos socialistas ya consideran deslegitimado, no sólo porque es rechazado en las calles y en la opinión pública, sino porque vulnera claramente la Constitución, representa una ilegítima doble imposición, confisca bienes, borla la voluntad de los muertos, causa inmenso dolor e injusticias y está provocando en la economía andaluza ruina de empresas, pérdida de puestos de trabajo, fugas de familias a otras autonomías fiscalmente menos codiciosas e impide que miles de técnicos y profesionales de éxito se establezcan en tierras andaluzas por miedo a morir aquí y permitir que la Unta arruine a sus familias. 

El voto del PSOE y de Podemos llenará hoy de vergüenza a esos partidos porque no podrán votar, como en anteriores ocasiones, de manera oscura y sin la atención popular puesta en la Cámara. Muchos andaluces estarán hoy pendientes del voto y serán testigos de la vileza de una política en la que colisionan claramente los intereses del pueblo con los de un grupo de políticos cargados de privilegios y divorciados de los sentimientos y anhelos populares. 

Para Susana Díaz, su pertinaz y soberbio mantenimiento de ese impuesto injusto significa desgaste, pérdida de votos y debilidad frente a los partidarios de Pedro Sánchez, conscientes de que la líder andaluza se está desangrando por su decisión de mantener un impuesto a todas luces injusto, cruel y dañino para la economía, que hace posible la brutalidad anticonstitucional de que heredar en Andalucía represente pagar cien veces más que en Madrid y mil veces más que en Canarias, todo un desgarro del derecho constitucional de los españoles a la igualdad. 

La votación tendrá lugar en torno a las 17.00 horas y constituirá un espectáculo tan rastrero y sucio que quizás represente el principio del fin de la hegemonía socialista sobre la tierra Andaluza, a la que ha mantenido en el atraso y en la cola del progreso Europeo durante las casi cuatro décadas que lleva gobernando ininterrumpidamente. 

Más información en: http://www.votoenblanco.com/El-sucio-espectaculo-de-la-democracia-envilecida_a6887.html

Deslegitimados

Afirma Susana Díaz, presidenta de los andaluces, que el infausto Impuesto de Sucesiones y Donaciones está acabado porque ha quedado "deslegitimado" por la protesta de los andaluces, pero no dice que si alguien ha quedado deslegitimado son ella y su gobierno, por aplicar con toda crueldad ese impuesto contrario a la Constitución y a la decencia. La protesta generalizada de los andaluces no podía quitar la legitimidad a un impuesto que ya era ilegítimo cuando nació, por ser contrario a la Carta Magna y a los derechos humanos, pero sí quitó legitimidad al gobierno que lo aplicaba y que lo sigue aplicando, consciente de que es injusto. 

Los impuestos son justos o injustos. Si son justos, se aplican y si no lo son, se suprimen. Todo lo demás es engaño y manipulación. Si ese impuesto sigue vigente hoy, a pesar de haber reconocido en público su inconstitucionalidad, se está abusando del poder y actuando con maldad manifiesta.

La plataforma ciudadana "Stop Impuesto Sucesiones", que coordina la protesta de los andaluces y sus actuaciones, es recibida hoy por la defensora del pueblo de España, Soledad Becerril, ante la que expondrá sus argumentos contra ese tributo, le hará conocer casos sangrantes de injusticia y dolor causados por la Junta de Andalucía y presentará más de 160.000 firmas de protesta, recogidas en Andalucía, que acudirá acompañada de plataformas similares que operan en Asturias y Aragón otras dos regiones flageladas por ese tributo injusto y cruel. 

La defensora del pueblo conocerá hoy la injusticia y dolor que causa ese impuesto, del que su mayor responsable es Mariano Rajoy, por tratarse de un tributo nacional cedido a las comunidades autónomas, pero que en Andalucía, en lugar de haberlo bonificado al máximo, como se ha hecho en Madrid y Canarias, se aplica con toda crudeza, con el cien por cien de su crueldad, causando dolor y daño en la ciudadanía, que se manifiesta en renuncias a herencias, fugas de familias a otras autonomías con fiscalidad menos injusta, ruinas familiares y desaparición de empresas y puestos de trabajo. 

Rajoy, al que los expertos aconsejaron que eliminara ese tributo por ser injusto y confiscatorio, decidió mantenerlo y transferirlo a las comunidades autónomas como parte de su financiación, con el animo de "desgastar" a los gobiernos autonómicos y arrojando al pueblo en manos de gobiernos codiciosos a los que nada importaba el dolor y la destruccción que causa tener que pagar por lo que se hereda, a pesar de que ya se ha pagado antes por esos bienes, ni que existan diferencias fiscales abismales entre una región y otra, algo que prohíbe expresamente la Constitución. 

La protesta contra el Impuesto de Sucesiones no solo ha puesto de relieve la crueldad de ese tributo, aplicado a pesar de su injusticia y de que causa dolor, daño y ruina a personas y empresas, sino también dos cosas muy importantes: la primera es que la lucha popular contra la injusticia funciona y obliga a los gobernantes a eliminar sus abusos y arbitrariedades; la segunda es que los gobernantes andaluces, al aplicar con todo rigor un impuesto injusto y contrario a la Constitución, han caído en el abuso de poder y han obrado contra el pueblo. 

La vigencia de ese impuesto, a pesar del daño que causaba y de las ruinas y fugas que provocaba, sólo es explicable si se admite que el "régimen" andaluz ha perdido sensibilidad y lucidez, cansado, agotado y abotargado después de tantas décadas en el poder. El hecho de que los socialistas hayan estado gobernando Andalucía más tiempo del que Franco gobernó España ha podido convertir al PSOE andaluz en un partido torpe, insensible y peligrosamente divorciado de la realidad y de los anhelos de su pueblo. 

El Impuesto de Sucesiones ha puesto de relieve muchas cosas que parecían olvidadas: la primera es que el poder político en España está podrido y que sirve más a la codicia y a los intereses de los políticos que al bien común; la segunda es que la protesta de un pueblo indignado acobarda y hace retroceder a los sátrapas y politicastros y la tercera es que es urgente poner orden en la vida política española, que está en manos de mediocres, corruptos y gente que no sirve ni al pueblo ni a la nación. 


Francisco Rubiales.

Más información en: http://www.votoenblanco.com/Deslegitimados_a6879.html

Las mentiras del socialismo andaluz y el Impuesto de Sucesiones

Presionada por Ciudadanos, partido que exige una rebaja sustancial del injusto y anticonstitucional Impuesto de Sucesiones y Donaciones para seguir apoyando al gobierno socialista andaluz, Susana Díaz, presidenta de los andaluces, ha afirmado que no puede renunciar a aplicar con toda severidad ese tributo a los muertos porque necesita el dinero que recauda (unos 400 millones cada año) para financiar la sanidad y la educación de los andaluces. 

Mientras que la Junta sigue ejerciendo su poder con arrogancia y soberbia, negándose a ceder ante la protesta popular, el partido Ciudadanos se ha dado cuenta de que el movimiento de rechazo al injusto Impuesto de Sucesiones en Andalucía, que ya ha conseguido más de 137.000 firmas, es fuerte e imparable y que cada día son más los ciudadanos que exigen a la Junta que suprima ese sucio y voraz tributo. 

Lo que afirma Susana es una mentira intolerable, que se atreve a lanzar únicamente porque en su fuero interno desprecia nuestra inteligencia, libertad y derechos. Les voy a demostrar (a ella y a ustedes, lectores) que esa afirmación es falsa y desvergonzada. 

Antes de saquear a los herederos andaluces, cobrándoles, en contra de los derechos constitucionales, cien veces más que a los madrileños y mil veces más que a los canarios, debería realizar otras actuaciones para ahorrar y obtener mucho más dinero del que recauda con el saqueo de las herencias: 

-- Debe cerrar los mas de cien chiringuitos públicos, completamente inútiles e innecesarios, financiados con el dinero de los contribuyentes y creados únicamente para colocar a los socialistas con carné y a los amigos del poder. En ese "paquete" parásito figuran institutos, observatorios, think tanks de tercera división y otros muchos centros tan costosos como innecesarios. 

-- Debe suprimir las muchas empresas públicas de la Junta que carecen de funciones y cuyos empleados se pasan la jornada leyendo la prensa, navegando por Internet y chismorreando. 

-- Debe reclamar el dinero robado a los muchos ladrones andaluces, incluyendo el saqueado con los EREs y con los cursos de formación, que inexplicablemente la Junta no reclama ni exige con la necesaria contundencia. 

-- Debe aprender a gastar y evitar que dinero procedente de la Unión Europea se quede sin gastar en la comunidad más necesitada y atrasada de España, por ineficacia en el desarrollo de los expedientes y en falta de iniciativas y proyectos para que sean financiados. 

-- Debe utilizar los recursos de la Hacienda andaluza para recaudar el dinero que esconden y evaden los grandes defraudadores de la autonomía, muchos de los cuales son ex altos cargos de la Junta, a los que se les concedieron decenas de millones de euros en subvenciones y ayudas que resultaron fraudulentas. Sirvan como ejemplo los mas de 80 millones de euros concedidos al ex consejero de Hacienda, Ángel Ojeda, hoy procesado por el empleo presuntamente delictivo de esos fondos. 

-- Debe adelgazar el Estado y renunciar a un intervencionismo de la Junta que asfixia la economía y limita las libertades de los andaluces. La densa "red clientelar" que Susana mantiene en Andalucía para obtener los votos que necesita para perpetuarse en el poder cuesta mucho más de lo que obtiene saqueando las herencias con el Impuesto de Sucesiones, un tributo que obliga a pagar por bienes que ya han tributado y que hace pedazos el principio de "igualdad ante las leyes" que consagra la Constitución. 

La Comunidad de Madrid informa que más de 40.000 andaluces han huido a Madrid en un sólo año y se han empadronado allí para eludir el abusivo impuesto de Sucesiones vigente en Andalucía. Esa "fuga" implica creación de pobreza y desempleo en una Andalucía que sigue siendo, después de cuatro décadas de gobierno socialista, una de las regiones más atrasadas y con más desempleados de Europa. Entre los que huyen destacan muchos autónomos que tenían pequeñas empresas en Andalucía, profesionales cualificados y directivos de éxito. A los efectos nocivos de ese éxodo generador de pobreza, motivado por un impuesto cruel y contrario a la Constitución, hay que agregar la negativa a ser trasladados a Andalucía de cientos de profesionales y directivos de empresas, que no quieren residir en la Andalucía socialista por miedo a morir allí y a que sus familias vean expoliada su herencia. 

Si Susana reflexionara e hiciera caso a lo que en este artículo le aconsejamos, no sólo obtendría cinco o seis veces el dinero que recauda con el impuesto de sucesiones, sino que aliviaría el dogal que asfixia Andalucía, reduciría la corrupción, relanzaría la vida empresarial, permitiría la creación de más empleo y riqueza y su gobierno sería mucho más eficaz, decente y democrático. 

Francisco Rubiales.

Más información en: http://www.votoenblanco.com/Las-mentiras-del-socialismo-andaluz-y-el-Impuesto-de-Sucesiones_a6858.html