Susana Díaz no cede y mantiene el más cruel, injusto y anticonstitucional de los impuestos, el de Sucesiones y Donaciones

La socialista andaluza Susana no cede y mantiene el más cruel, injusto y anticonstitucional de los impuestos, el de Sucesiones y Donaciones. Ella se cree invulnerable, pero su actitud insensible ante el clamor popular y más de 200.000 firmas está arruinando su carrera política y destrozando su imagen en toda España, donde se está fijando en la ciudadanía su perfil de mujer cruel, falsa e insensible ante el sufrimiento.

Con esa imagen a cuestas, Susana no puede aspirar a nada en política nacional y hasta tendrá enormes dificultades en mantener el control de su cortijo andaluz, a pesar de su control del aparato socialista y de los millones de euros que gasta en propaganda y en sostener el clientelismo más denso de Europa.

Su reciente voto en contra, junto con Podemos, a una propuesta del PP para que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones sea bonificado en el 99.99 por ciento, como ya hizo la comunidad de Madrid, ha enfurecido a las víctimas y a los cientos de miles de andaluces que exigen el fin de ese brutal tributo.

Es incomprensible que sus asesores y amigos no le hayan advertido que se dirige hacia su tumba y que no le hayan obligado a rectificar.

Fuente: Francisco Rubiales