Las "Herencias infierno" prenden la mecha de nuevas movilizaciones contra Susana Díaz

LOS NOTARIOS PROPONEN LA ‘DACIÓN EN PAGO’ PARA EVITAR RENUNCIAS Y EL CASO DE SPIRIMAN DA ALAS A PLATAFORMAS COMO #STOPSUCESIONES QUE LLAMAN A SALIR A LA CALLE EL 28-F

 El PSOE andaluz está en tensión y contraataca en las redes sociales con vídeos acusando al PP de “mentir y manipular” con el impuesto de sucesiones en Andalucía. Es el síntoma más claro de que el Gobierno de Susana Díaz teme otro nuevo frente abierto con este tema. El asunto colea desde hace meses, y en las últimas semanas revivió con fuerza de la mano de plataformas como #StopSucesiones, que pide a los andaluces que salgan a la calle el próximo 28-F, Día de Andalucía. “Si Spiriman ha podido hacerlo desde Granada, ¿por qué no nosotros?”, se preguntan.

 

Francisco Carnicero es el vicepresidente de esta asociación que nació hace unos 40 días, cuando decidió difundir su caso y pidió ayuda en las redes. La avalancha de apoyos lo ha sobrepasado. Sobre la vivienda en la que reside con sus padres, libre de cargas hipotecarias, pesa hoy una orden de embargo paralizada por un recurso. Admite que estuvieron mal asesorados y posiblemente lo hicieron “todo mal desde el principio”, pero su herencia se ha convertido en un infierno. Fue en 2011 cuando su madre heredó de su tía un local, un piso y un terreno rústico en un pueblo de Sevilla, San José de la Rinconada. Esos bienes se “sobrevaloraron” en 600.000 euros cuando, admite, no podrían obtener ni la mitad si los vendieran. Debían pagar por el impuesto de sucesiones un total de 205.000 euros. Decidieron tratar de venderlos. No lo han conseguido.

"ME QUITARON HASTA LA BECA"

Pidieron un aplazamiento, cuenta Carnicero, y la bola fue creciendo. La situación actual es que Hacienda les reclama con intereses un total de 309.700 euros y sobre la vivienda de sus padres, ajena a esta herencia y libre de cargas, hay ahora una orden de embargo. “No renunciamos por una cuestión sentimental. Era el trabajo de mis tíos de toda la vida luchando. Nadie les había regalado nada. En esa parcela, que valoran a precio de oro y no vale nada, tenemos muchos recuerdos”, cuenta Carnicero visiblemente agobiado. A sus 23 años, a él también se le ha frustrado su sueño de estudiar Administración y Dirección de Empresas. Le han denegado la beca por “elevado patrimonio familiar”.

En el último Presupuesto, junto con Ciudadanos, la Junta elevó de 175.000 a 250.000 euros el mínimo exento en el impuesto de sucesiones

Por las redes circula un vídeo en el que Susana Díaz proclama que en Andalucía “solo pagan por herencias los ricos muy ricos”. “Es mentira. No somos ricos”, dice indignado Carnicero. La asociación defiende que detrás no hay ningún partido político y que la movilización ha sido espontánea, a través de las redes. “Este es un impuesto sobre la clase trabajadora, los ricos tienen asesores y abogados para pagar lo menos posible”, señalan. “¿Por qué vamos los andaluces a ir en vagones de segunda? Eso ya pasó”, defienden desde #Stopsucesiones, apuntando al agravio en el tipo del impuesto de sucesiones con otras comunidades.

TAPONAR LOS FRENTES ANTES DE FERRAZ

La consejera andaluza de Hacienda, María Jesús Montero, intervino esta semana en dos programas de televisión en ‘prime time’. Después de atajar el conflicto de la sanidad, Susana Díaz ha dado orden de taponar cualquier frente. Su consejera de Educación, Adelaida de la Calle, ha rectificado y logrado parar un calendario de movilizaciones de la concertada. Hacienda tiene su misión con las herencias.

En el último Presupuesto, de la mano de Ciudadanos, la Junta elevó de 175.000 a 250.000 euros el mínimo exento en el impuesto de sucesiones. Hasta hace poco, el Gobierno andaluz negaba el dato, difundido por el PP, de que hasta 40.000 andaluces se empadronan al año en Madrid para sortear el gravamen. El giro se produjo en la última Conferencia de Presidentes, cuando Susana Díaz admitió ese dato para exigir una armonización del impuesto y acusar a su homóloga Cristina Cifuentes de competencia desleal y ‘dumping’ fiscal. La Junta esgrimió que no podía bajar el impuesto por falta de recursos y exigió al Gobierno mayor financiación.

En la mayoría de las herencias, se paga por plusvalía al ayuntamiento, pero sucesiones se limita a casos por encima de 250.000 euros en Andalucía

El decano del Colegio Notarial de Andalucía, José Luis Lledó, arroja luz sobre este conflicto que agobia a muchos andaluces. Distingue en las herencias entre la plusvalía sobre los inmuebles, la diferencia del valor catastral desde que se compra hasta que se hereda, que cada ayuntamiento decide. Y el impuesto sobre sucesiones, cedido por el Estado a las comunidades autónomas en el último sistema de financiación autonómica. “Este impuesto depende del volumen a heredar y de la línea del parentesco. Más se hereda, más se paga. Más distancia familiar, más se paga”, explica Lledó. “La plusvalía depende de la antigüedad y se paga a partir de un año después de comprar el bien, así que se da siempre”, afirma.

LA POLÉMICA TASACIÓN

¿Y quién decide cuánto valen los bienes heredados? “Lo ideal sería que cada vivienda tuviera una valoración objetiva con un tasador independiente, pero eso es imposible”, señala el decano de los notarios andaluces. Cada comunidad fija unos criterios de valoración. El más usual, el valor catastral, que depende del Estado, se multiplica por un porcentaje que cada año varía y lo decide la comunidad autónoma. “En Andalucía, han sido sensibles y ese porcentaje ha bajado en los últimos años”, apunta Lledó, aunque admite que hay tasaciones muy injustas y apunta al pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Un total de 250.000 andaluces liquidaron el impuesto de sucesiones en Andalucía en 2015 y “solo”, indica la Consejería de Hacienda, 19.000 tuvieron que pagar. De esos, el 1,4% decidió renunciar a una herencia ‘envenenada’. Se calcula que desde que estalló la crisis, unos 19 andaluces cada día dicen no al legado de un familiar. ¿Por qué? “Lo tengo claro”, dice el decano de los notarios andaluces, y distingue tres tipos. “La primera causa de renuncia es la herencia dañosa, contaminada por deudas superiores al bien que se recibe”, explica Lledó. En este caso, el notario puede recomendar el llamado “beneficio de inventario”, que implica que nunca las deudas heredadas contaminen el patrimonio que ya tenía el heredero. “El notario te aconseja. Es complicado pero se hace. Te quedas solo el neto y se comunica a los acreedores. Este caso es muy frecuente, porque los inmuebles han bajado de valor”, aclara Lledó.

El decano de los notarios andaluces defiende una especie de 'dación en pago' para poder pagar los impuestos con parte de los bienes heredados

“El segundo caso es una herencia donde hay muchos inmuebles pero no hay liquidez y el heredero no tiene dinero líquido”, aclara. La gente piensa que será una dificultad importante, no quiere problemas, no puede pedir un préstamo para pagar lo impuestos y no se quiere arriesgar a vender. En este caso, Lledó propone una fórmula interesante que supondría una reforma legal para permitir “negociar el pago en bienes”. “Ahora solo lo admite la ley en bienes catalogados. Por ejemplo, se puede pagar con cuadros. Si la ley se modifica, se podría aceptar pagar los impuestos con parte de los bienes heredados, como una especie de dación en pago”.

El tercer caso se trata de una “renuncia técnica fiscal”. Se da cuando el heredero renuncia a favor de sus descendientes. “Si heredo 750.000 euros y soy sustituido por mis tres hijos, saltando una generación, ellos no tendrán que tributar porque el mínimo exento está en 250.000 euros por heredero”, apunta el decano. Los bienes sin heredero pasan a las arcas estatales.

SOLUCIÓN: CENSARTE EN NAVARRA O MADRID

“Detecto en mis clientes mucha indignación por el trato desigual en Andalucía respecto a Madrid, Navarra o el País Vasco”, señala este notario sevillano, que subraya además el fenómeno de la domiciliación fiscal 'ad hoc”, que es “legal pero injusta”. “Hablo de casos legales, no de fraudes, de un jubilado que pueda trasladar su residencia a Madrid o a Cantabria”, apunta. Al censarte, tendrás que demostrar que tienes vivienda, se vigilan los consumos... pero es una fórmula que está cada día más de moda.

Es lo que hábilmente hicieron en la Casa de Alba. La fallecida duquesa de Alba, enamorada de Sevilla e hija predilecta de Andalucía, fijó su residencia en el Palacio de Liria, en Madrid, y no en la capital andaluza, donde pasaba la mayor parte del tiempo. La Junta de Andalucía litigó por cobrar impuestos, 100 millones, y admite ahora que ya ha perdido y agotado todos los recursos.

La Junta ha perdido su batalla contra la Casa de Alba para que los herederos tributaran en Andalucía pero Díaz dice que solo pagan los "muy ricos"

La Consejería de Hacienda insiste en que solo un 7% de quienes heredan en Andalucía va a tener que pagar este impuesto y que el 93% está exento. “Algunos casos que leemos son verdad, pero no cuentan toda la verdad”, señalan desde este departamento. Insisten en que la mayoría de los herederos no tributa por sucesiones y que solo pagan la plusvalía. Sobre las valoraciones de los bienes, desde la Junta señalan al catastro y al Ministerio de Hacienda. El coeficiente que aplican, aseguran, se fija con “parámetros muy tasados” por el Estado. Tampoco se responsabilizan de los intereses de demora, de hasta un 4%, que también, dicen, se imponen desde la agencia tributaria estatal. Las renuncias, desmiente también Hacienda, no se producen por el impuesto de sucesiones sino por la crisis económica y “las hipotecas a 40 años”.

"QUIEN HEREDA ES DIRECTAMENTE SUSANA DÍAZ"

“Que solo pagan los ricos muy ricos, dice Susana Díaz. Pues imagínese que se lo dice eso a una señora que con 85 años se queda viuda y ve reducida al 50% su pensión. Tenía bienes gananciales con su marido y llega Hacienda y le pide que pague por lo que su marido lleva trabajando y pagando toda la vida. No puede. Esto está pasando. La mayor indignación es pensar por qué pasa en Andalucía y esa misma señora no tendría que pagar nada en Madrid”, lamenta el diputado andaluz del PP José Antonio Miranda. “Y otra cosa, hay herencias altas en las que la Junta se lleva el 87,6%. Sí, son casos excepcionales, con mucho patrimonio, varias viviendas, pero coincidirán que ahí quien hereda es directamente Susana Díaz”, concluye.

El PP reunió más de 300.000 firmas en Andalucía contra el impuesto de sucesiones meses atrás. Desde estas filas señalan que, pese a la reforma pactada con Ciudadanos, siguen las “injusticias” por los saltos en el impuesto. “Ahora está graduado de 250.000 a 350.000 euros, pero a partir de ahí por solo un euro más, pagas 47.000 euros más de impuesto de sucesiones. Si en lugar de 350.000 tu herencia es 350.001 el salto es de 47.000 euros”, explica. Sobre el ‘dumping fiscal’, bromea Miranda: “El PSOE andaluz es como el chiste del recluta, todos tiene el paso cambiado menos mi hijo”. “Esto lo va a corregir el Gobierno del PP en el nuevo modelo de financiación autonómica. Desde luego que se va a armonizar el impuesto pero no copiando a Andalucía. El libro blanco en materia fiscal impulsado por el ministerio propone un tipo en España entre el 4 y el 10%, nunca más. Si quieren más ingresos, que ahorren en el despilfarro de la administración política de la Junta de Andalucía”, sentencia.

Fuente: http://www.elconfidencial.com/espana/andalucia/2017-02-13/las-herencias-infierno-prenden-la-mecha-de-nuevas-movilizaciones-contra-susana-diaz_1329856/