Suprimir el impuesto de sucesiones es empezar a suprimir la desigualdad territorial en España.

Los derechos sociales priman sobre los derechos individuales o dicho de otra manera, las obligaciones priman sobre los derechos; se tienen derechos o mejor dicho se ganan derechos porque antes se han asumido obligaciones, porque se tienen y se sostienen obligaciones.

Así, un miembro de la comunidad tiene la obligación con la comunidad de repeler una agresión exterior, como por ejemplo una invasión. Su derecho individual de no combatir, le inhabilita como miembro de la comunidad, lo expulsa como miembro de la comunidad. Antes qué derechos se tienen obligaciones. Los derechos se ganan con la asunción de las obligaciones.

Si esa comunidad se llama España, tanto los de Almuradiel en Ciudad Real como los de Linares en Jaén están obligados a repeler dicha agresión exterior.

Sin embargo si un soltero de 30 años recibe una herencia de 800.000 euros de su padre con residencia en Linares (Jaén), de los que 200.000 corresponden a la vivienda del fallecido, deberá pagar por ello 164.109,3 euros de impuesto. Si el progenitor residiera en Almuradiel (Ciudad Real), a unos kilómetros al norte, la factura fiscal baja a 7.939 euros. Y si viviera en Canarias, solo pagaría 134 euros.

Más información en: Francisco Anaya Berrocal