No todos somos Duques

La "ayuda" de Felipe González, además de escandalizar a la sociedad, desmonta la tesis central del PSOE cuando impone el Impuesto de Sucesiones, en contra de la voluntad popular, bajo el argumento de que "es un impuesto para los ricos" y confirma la tesis de las plataformas que luchan contra ese impuesto injusto, según las cuales los ricos siempre eluden ese impuesto mediante argucias y trucos legales, con lo que solamente los trabajadores y las clases medias abonan a Hacienda por heredar. Mientras Cayetano reconoce que "ahorramos millones de auros" al heredar, los españoles se sienten expoliados y maltratados por un socialismo hipócrita que dice gobernar para los pobres y contra los ricos, cuando por detrás ayuda a los ricos y poderosos para que eviten cumplir con Hacienda. Esa "hipocresía" de los socialdemócratas, que dicen lo contrario de lo que hacen y que mienten constantemente al gobernar sin transparencia ni lealtad a algunas leyes, es la que está acabando con los partidos de izquierda en Europa y otras partes del mundo, donde el socialismo que se autoproclama "democrático" está desapareciendo. El PSOE incluye en su programa imponer el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en todo el territorio español, anulando las exenciones y bonificaciones que se han conseguido en muchas autonomías como consecuencia de la protesta y la presión popular. En comunidades como Canarias, Madrid, Cantabria, Andalucía, Extremadura y otras, el impuesto de Sucesiones está casi suprimido por las amplias bonificaciones aplicadas, todo un logro que la codicia y voracidad recaudatoria de Pedro Sánchez quiere eliminar. Nadie entiende que Sánchez, que se prepara para expoliar a los españoles con impuestos claramente desproporcionados y abusivos, haya sido elegido para gobernar España, salvo que su victoria se explique como resultado de la incultura del pueblo, el engaño y una serie misteriosa de trucos y trampas. El aristócrata de la Casa de Alaba realizó estas declaraciones en La Sexta televisión, en el programa ‘Liarla Pardo’ de Cristina Pardo, para dar su visión de la situación del país y de su propia casa. Sobre Felipe González dijo que había “salvado la Casa de Alba” y también opinó positivamente sobre Pedro Sánchez, otra sorpresa porque los socialistas que votan a Sánchez le consideran un "azote" de los ricos. El episodio escandaloso protagonizado por Cayetano no hace sino confirmar las acusaciones de muchos españoles, que consideran al PSOE como el partido preferido y apoyado por la gran banca, los millonarios, la nobleza y hasta por una parte importante de la jerarquía católica.