La factura de la Junta de Andalucía en su campaña para «vender» el impuesto de sucesiones

La Junta de Andalucía lleva gastados casi 60.000 euros en propaganda institucional para justificar su gestión del impuesto de sucesiones y donaciones. La Consejería de Hacienda y distintas delegaciones provinciales del Gobierno andaluz recurrieron a una figura legal, el contrato menor, que permite realizar el gasto sin necesidad de sacarlos a concurso.

Con este modelo, que no está sometido a publicidad ni requiere solicitar previamente varias ofertas, la Consejería de Hacienda y Administración Pública contrató a una agencia de comunicación y marketing con el siguiente encargo: «Desarrollo de la creatividad de la campaña de transparencia Impuesto de Sucesiones de Andalucía».

Solamente inventar el plan de propaganda institucional, que llevaba por título «Que no te confundan. Aclara tus dudas» le costó a la Administración andaluza 9.994,60 euros (con IVA), según el anuncio del contrato difundido a través de la Plataforma de Contratación de la Junta de Andalucía y consultado por ABC. A esta cuantía habría que sumar el dinero gastado en cuñas de publicidad institucional, que asciende por ahora a 48.681 euros.

Gasto por delegaciones

El gasto publicitario se distribuye de la siguiente forma, según el referidoportal de contratación: la Delegación del Gobierno de la Junta en Almería desembolsó 3.592,80 euros; la Delegación de Málaga, 3.630 euros; la de Sevilla, 3.443,51 euros; la Delegación de Córdoba, 12.033,20 euros.

A esta factura hay que añadir los 21.778,79 euros que la Consejería que dirige María Jesús Montero empleó en la campaña de difusión de la puesta en marcha de un simulador del impuesto de sucesiones en una conocida cadena de radio nacional y otros 4.233,21 euros en la publicidad sobre la «regulación normativa» del tributo en Canal Sur Televisión.

Las Administraciones públicas utilizan la modalidad del contrato menor para agilizar gastos rutinarios de escasa entidad. Pero la contratación de suministros y servicios mediante esta fórmula no pueden exceder de los 18.000 euros, cantidad que se habría superado en el caso de contratar de una tacada el paquete publicitario.

La agencia escogida para idear la campaña ha sido Bualá Comunicación S.L., que está especializada en «campañas de publicidad estratégicas e integrales con herramientas tanto online como offline», entre otros servicios que ofrecen a través de su web. La empresa sevillana, que trabaja con diferentes sociedades y administraciones, ha realizado multitud de trabajos para la Junta, adjudicados en concursos públicos.

Entre sus clientes figuran la Consejería de la Presidencia e Igualdad, que le encargó la campaña del Día de Andalucía en 2013, el Consorcio de Turismo de Sevilla Welcome o la campaña del Plan Andaluz de Vivienda y Rehabilitación de 2016, de la Consejería de Fomento y Vivienda.

Desde la Dirección General de Comunicación Social, que coordina la publicidad de las distintas consejerías, reconocieron a ABC que ignoraban cuánto se iba a dedicar a convencer a los andaluces de las bondades del impuesto de sucesiones.

Tampoco la consejera de Hacienda hizo público el coste de esta campaña cuando compareció ante los medios de comunicación el pasado 10 de marzo para anunciar «un paquete de medidas de transparencia y refuerzo de todos los canales de información y asesoramiento sobre el impuesto».

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-factura-junta-andalucia-campana-para-vender-impuesto-sucesiones-201708100711_noticia.html