Varios afectados por el impuesto de sucesiones, expulsados del Pleno del Parlamento de Andalucía

La Cámara desaloja a los protestantes del Pleno después de que éstos acusaran a los socialistas de gastar dinero público en «cocaína y putas»

El Parlamento andaluz ha cerrado su curso político con una sonada protesta, la que protagonizaron este jueves los afectados por el impuesto de sucesiones en Andalucía, que fueron silenciados y desalojados del Pleno después de que éstos acusaran a responsables del Gobierno andaluz de «robar dinero al pueblo para gastárselo en cocaína y putas», en alusión a los últimos escándalos de los ERE y las conocidas «tarjetas black» que un directivo de la antigua fundación Faffe utilizó en un club de alterne de Sevilla.

Los afectados, que ven insuficiente eximir el pago del tributo a las herencias por debajo del millón de euros que reciban hijos, padres y cónyuges, acudieron a la sesión plenaria con motivo de una pregunta formulada por la diputada no adscrita Carmen Prieto en la sesión de control al Gobierno andaluz.

La diputada no adscrita preguntó al Gobierno andaluz si iba a hacer algo por «mitigar» el dolor de los afectados que han sufrido embargos

El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, apeló a la creación, en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera(CPFF), de un grupo de expertos para armonizar la fiscalidad, incluido el impuesto de sucesiones.

«La comunidad no puede anularlo, puede hacer lo que ha hecho, bonificarlo en los términos conocidos. ¿Por qué no se ha planteado esto a nivel estatal?», dijo Jiménez, quien calificó de error abordar la política fiscal «a cachos». En el pleno del Parlamento, expuso que el tributo no se ha eliminado por quien puede hacerlo, que es el Gobierno central, que ahora está en poder del PSOE.

Tras la respuesta del responsable autonómico, el Parlamento cortó el audio para silenciar la protesta popular, un gesto que exasperó a los que protestaban, que acusaron a los diputados de «tiranos».

La decena de personas que estaban en la tribuna de invitados de la Cámara representando a la plataforma Stop Impuesto Sucesiones de Andalucía integrada en una federación nacional que aboga por suprimir este impuesto llamada Fencis, formada en su mayoría por víctimas a las que les han arrebatado su herencia, lanzaron gritos de protesta, acusando a los políticos socialistas de robar el dinero del pueblo para gastarlo en «prostitutas, cocaína y corrupción generalizada».

Los ujieres del Parlamento expulsaron a los que protestaban y les arrebataron carteles donde podía leerse «Ladrones de herencias», mientras «alguien daba la insólita orden de que el sonido fuera cortado para que las protestas no se escucharan, una actitud reñida con la democracia, en la que jamás puede silenciarse la voz del pueblo», han asegurado en un comunicado desde la plataforma ciudadana, que consideran «escandalosa» su expulsión.

La diputada no adscrita saludó a las familias afectadas por el impuesto de sucesiones en Andalucía que asistían al pleno y que fueron desalojadas por exhibir pancartas.

La diputada Prieto no pudo disimular su emoción por la preocupación expresada por las familias. «Se ha conseguido una parte, pero hay familias que no han podido beneficiarse», replicó la diputada a la Junta. Prieto también arremetió contra su antiguo partido, Ciudadanos, al que ha acusado de ser el «autor del parche» aprobado para este impuesto.

Más información en: https://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-escandalosa-expulsion-afectados-impuesto-sucesiones-parlamento-andalucia-201807201409_noticia.html

Más información en: https://www.libertaddigital.com/espana/2018-07-20/bronca-monumental-en-el-parlamento-andaluz-por-el-impuesto-de-sucesiones-1276622316/