Ciudadanos rechaza ahora bonificar al 99% el impuesto de sucesiones en Andalucía

El portavoz de Cs en Andalucía y presidente del grupo parlamentario,Juan Marín, ha asegurado que ve «margen» para una «bajada muy importante» sobre el impuesto de sucesiones y donaciones tras una conversación mantenida el pasado lunes con la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, con quien se reunirá en la segunda quincena de este mes para abordar este asunto, sin que hasta el momento se haya cerrado ningún tipo de acuerdo pero sí hay «sensibilidad» de la Junta con esta cuestión.

En una entrevista concedida a Europa Press, Marín ha precisado que la consejera de Hacienda le indicó el pasado lunes que los datos de recaudación de liquidación de 2015 del Gobierno de España son «favorables», siendo «positivo» el incremento de ingresos que Andalucía recibirá en relación a esta liquidación para la negociación delPresupuesto de la Junta para 2018.

También es «positivo», según ha señalado el dirigente de Cs, que el techo de gasto se haya subido una décima «lo que supone, aunque no lo parezca, muchos millones de cara a los Presupuestos». «Eso, junto con el aumento de la recaudación del IRPF porque hay más contratos y del IVA porque sigue creciendo el consumo, creo va a dar un margen suficiente para llegar a un acuerdo en materia de sucesiones», ha añadido Marín.

Ha precisado que en la reunión que mantendrá en la segunda quincena de agosto con Montero y en la que puede que también participe el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, la Junta le expondrá de manera más técnica «cuáles son sus previsiones económicas de cara a los Presupuestos de 2018 y a la reforma del impuesto de sucesiones y donaciones reclamada por Cs».

Así, se ha mostrado convencido de que se podrá llegar a un acuerdo para ver culminadas algunas de las propuestas que su formación ha planteado, entre ellas, el aumento del mínimo exento «que haga que la inmensa mayoría de los andaluces ya no tengan que preocuparse por el impuesto de sucesiones».

«Ahí recojo el guante de la presidenta de la Junta, quien dijo en el Pleno del Parlamento que en Andalucía sólo pagarían este impuesto los millonarios», ha afirmado Marín, para quien ése es «un buen indicativo de por donde pueden ir las negociaciones». A su juicio, si ello se consiguiera sería «un logro muy importante» que supondría «pasar página en el impuesto de sucesiones».

En este contexto, se ha mostrado convencido de que el Gobierno andaluzes hoy «sensible» a que esta reforma se tiene que producir. «Pero no me atrevo a decir hasta qué punto porque eso estará en el marco de las conversaciones que estamos manteniendo y no hay acuerdo hasta el momento», ha afirmado Marín, quien ha destacado que «si mañana Susana Díaz me dice que eleva el mínimo exento a un millón de euros yo se lo compro».

Junto a ello, Marín ha defendido que la bonificación del 99 por ciento que reclama el PP-A no sería justa porque «estaríamos bonificando al que hereda tres, cinco o 20 millones, cuando quienes heredan esa cantidad es justo que paguen por ello». No obstante, ha indicado que lo que sí habría que corregir son los coeficientes correctores que aplica la Junta.

Y es que, según ha explicado, la administración andaluza sigue aplicandocoeficientes del año 2007, «de cuando la crisis no había llegado, y hoy no se vende un piso por la cantidad que en esa fecha». Por ello, Cs también ha remitido a la Junta una propuesta en este sentido, al objeto de se haga una modificación para que a la hora de liquidar el impuesto se haga «a precio actual de mercado».

Marín ha querido dejar claro al PP-A que su formación no pretende lograr «una rebajita» de este impuesto sino «una gran reforma» del impuesto para «acabar de una vez por todas con una injusticia social y no para que un partido consiga rédito electoral», acusando a los 'populares' de estar «engañando a mucha gente» en relación a este gravamen.

Así, según ha explicado, el PP-A está prometiendo cosas que no son posibles como «el carácter retroactivo» o que su propuesta vaya a afectar a los grados tres y cuatro de parentesco a la hora de heredar. Y todo ello, como consecuencia del «interés electoral» que mueve a este partido «que ha tenido la oportunidad de acabar con este impuesto porque a nivel nacional tiene mayoría absoluta».

Asimismo, ha destacado que solo Madrid tiene una bonificación del 99 por ciento de este impuesto pero no otras comunidades gobernadas por el PP como Galicia, con mayoría absoluta. De hecho, según ha apuntado, en esta región el mínimo exento se sitúa en 400.000 euros por heredero, «poco más que en Andalucía», fijado en 250.000 euros, tras ampliarse la cifra fruto de un acuerdo entre PSOE-A y Cs.

Más información en: http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-ciudadanos-rechaza-ahora-bonificar-99-por-ciento-impuesto-sucesiones-andalucia-201708031416_noticia.html