Los "bandazos" de Ciudadanos por miedo al PSOE-A

Juanma Moreno cree que Ciudadanos tiene dos versiones cuando se habla del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Una la muestra cuando pone como línea roja al PSOE una rebaja sustancial del gravamen para seguir apoyando al Gobierno de Susana Díaz. La otra cuando, en el Parlamento y otras instituciones, los naranjas no se alinean con el PP si los populares presentan iniciativas que permitirían minimizar al máximo el impacto del impuesto en los bolsillos de los andaluces. "Tienen demasiado miedo al PSOE", afirmó ayer el presidente del PP andaluz para criticar los "bandazos" que, a su juicio, da Ciudadanos en este asunto.

Lo hizo en la sede regional del su partido, donde se reunió con representantes de la plataforma Stop Impuesto Sucesiones, que aboga también por la bonificación del polémico gravamen. Si las cosas salen como Moreno pretende, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones "será historia" dentro de, como mucho, tres años. Los planes del líder popular pasan por superar en votos a Susana Díaz en las autonómicas de 2019, llegar a San Telmo y bonificar al 99% el gravamen en uno de sus primeros consejos de Gobierno.

C'S NO TIENE QUE SER UN SOCIO CÓMODO PARA EL PSOE. DEBE DEFENDER A LOS ANDALUCES"

Con la actual situación política las mayorías absolutas se han vuelto casi una quimera, por lo que es más que probable que el PP necesite a Ciudadanos si logra la complicada meta de superar a los socialistas en las urnas. En ese hipotético escenario la formación naranja sería la llave de San Telmo para un Ejecutivo popular. Justo como lo es ahora para uno socialista. Juanma Moreno considera que Juan Marín y los suyos no hacen valer esa "capacidad de influir y decidir grandes asuntos". "No tienen que ser un socio cómodo para el PSOE, sino que deben defender los intereses de los andaluces, cosa que no están haciendo", añadió el presidente regional de los populares.

Moreno cree que el momento "más óptimo" para llevar a cabo la rebaja del Impuesto de Sucesiones es durante el trámite parlamentario de los Presupuestos autonómicos. En los últimos dos ejercicios, Ciudadanos ha rechazado las enmiendas que los populares han presentado con el objetivo de bonificar el gravamen al mismo nivel que otras comunidades autónomas. En la Diputación de Málaga, desveló Moreno, también apoyaron al PSOE para rechazar una moción "para que la provincia quedara libre de este impuesto".

"No han condicionado o protestado" para que los socialistas se vieran obligados a reducir la tasa al máximo, lamentó el líder del PP. Es cierto que Ciudadanos no ha hecho nada por la reducción drástica por la que apuestan los populares, pero su intento por bajar el impuesto de forma gradual no se puede negar. Una muestra es que, según mantiene Juan Marín, no se sentarán con el PSOE para hablar de presupuestos sin reforma de Sucesiones.

La actitud de los socialistas en las últimas semanas no ha gustado en la formación naranja. Tras la primera reunión para abordar la rebaja fiscal, Ciudadanos lamentó la falta de propuestas del PSOE, que se limitó a establecer un calendario para los próximos meses. Hay fecha de caducidad, sin embargo. Las cuentas autonómicas de 2018 deberán empezar a ser una realidad tras el verano y los socialistas esperan seguir contando con el apoyo de los ocho diputados naranjas.

En San Vicente piden paciencia. El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo se mostró ayer partidario de que las negociaciones entre ambos partidos continúen hasta que se alcance un acuerdo "asumible" para todos. No se puede olvidar que el escenario cambió la semana pasada tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. El Ministerio de Hacienda fijó impuso un objetivo de déficit del 0,3% del PIB para las regiones, que se traduce en una pérdida de 450 millones de euros para la Administración andaluza. El portavoz del PSOE en el Parlamento, Mario Jiménez, mandó el viernes parar máquinas. Cornejo, por contra, mostró ayer "voluntad de acuerdo" para alcanzar una cifra "asumible para el Gobierno, las cuentas de la comunidad y Ciudadanos".

La Junta pide a Moreno "que levante la voz" contra Rajoy

El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, exigió ayer al PP andaluz que "levante la voz con claridad" ante la pérdida de 450 millones de euros en los Presupuestos autonómicos para 2018 a causa del objetivo de déficit del 0,3% para el año que viene. Tras mantener una reunión con los delegados de la Junta en San Telmo, Jiménez Barrios explicó que para el Ejecutivo andaluz es "fundamental" que el Gobierno central entienda que las comunidades tienen que estar financiadas. Para los socialistas el modelo de financiación es "clave", por lo que es lógico que hayan propuesto la creación de un grupo de trabajo en el Parlamento para buscar la unidad de acción con el resto de partidos andaluces en la negociación sobre el reparto de fondos estatales. El objetivo, según Jiménez Barrios, es "aunar un criterio que sea la fuerza que muestra Andalucía para trasladar claramente que para el crecimiento económico es necesario que el Gobierno central aporte los recursos necesarios". Por eso cree que el PP andaluz y su presidente, Juanma Moreno, no pueden estar ajenos a esta discusión. El vicepresidente de la Junta considera necesario que Moreno "dé un aviso importante, levante la voz con claridad, y exija al Gobierno [de Mariano Rajoy] porque sino no tendrá credibilidad". "Ante el dilema en el que se encuentra el PP en Andalucía de defender los intereses de los andaluces o defender las políticas del Partido Popular, se tienen que anteponer los intereses de Andalucía para una financiación adecuada de los servicios públicos", añadió el vicepresidente. Según Jiménez Barios, Moreno incurre en una "falta de credibilidad" cuando exige permanentemente en el Parlamento regional "y al mismo tiempo se le quita dinero a los andaluces". "De ahí que el señor Moreno Bonilla no esté ahora prodigándose en declaraciones públicas, pero yo creo que aquí tiene la realidad frente a él. Tiene que defender los intereses de Andalucía frente a los intereses del PP", apostilló el número dos del Ejecutivo andaluz.